Números rojos en Berisso

El Tribunal de Cuentas analizó los números del primer año de gestión de Jorge Nedela, encontrando serias anomalías. Faltante de documentación y contrataciones directas sin verificación, algunas de las irregularidades descubiertas

Por Rafael Tossi

El 10 de diciembre de 2015 se marcó un hecho histórico en la ciudad de Berisso, y fue la asunción por primera vez desde la historia de la democracia de la llegada al poder por el voto popular, de un hombre proveniente del radicalismo, rompiendo así con la hegemonía que venía demostrando el peronismo desde su fundación en octubre de 1945.

Jorge Nedela, un profesor de escuela secundaria y militante radical de toda la vida, fue el hombre que los berissenses eligieron para comandar una comuna que venía castigada por los malos manejos económicos en las últimas décadas, y que terminó con una aplastante victoria de Cambiemos en lo que es considerado la “cuna del Justicialismo”.

Pero los parabienes para Nedela parecieron haber durado poco. Contando con minoría en el Concejo Deliberante, su capacidad para hacer frente a la gestión se vio marchitada en los primeros meses, y de eso parece dar cuenta el Tribunal de Cuentas de la Provincia de Buenos Aires (HTC), que en un informe correspondiente al ejercicio 2016, encontró una serie de irregularidades que el municipio todavía no ha podido demostrar con fehaciencia que no se hayan cometido.

Falta de claridad

El último dictamen del organismo que conduce Eduardo Grinberg, detalla cómo luego de hacer un pormenorizado análisis de las cuentas durante el año 2016, se decidió multar al jefe comunal Jorge Nedela, al contador municipal Héctor Fabián Dialina, a la tesorera municipal Dora Ana Camposeo, y otros funcionarios, por la suma de 7.320.308,24 pesos.

Entre las anomalías encontradas se encuentra la de duplicidad de cargos en el Estado de 66 empleados municipales que a su vez también realizan tareas en otros espacios públicos, muchos de ellos con interposición horaria, lo que haría imposible que cumplieran con las tareas encomendadas. Este hecho configura una flagrante violación al art. 53 de la Constitución de la Provincia de Buenos Aires que establece que “no podrán acumularse dos o más empleos a sueldo en una misma persona, aunque sea el uno provincial y el otro nacional”.

Otro de los puntos tratados por el organismo es la no existencia de constancias en contratos acordados por licitaciones privadas para la recolección de residuos no habituales o de contratación de una pala cargadora por el valor de $2.111.200. Entre las fallas figuran la falta de los contratos suscriptos, los aportes realizados a la AFIP, ART y seguros sociales, entre otros.

Se encontró además por parte de los agentes del Tribunal de Cuentas la existencia de diversos débitos de una cuenta de la municipalidad dispuesta en el Banco Provincia pendientes de justificación por el valor de $1.972.955,29 ya que no se demostró en qué fue gastado o invertido ese dinero.

Además, se halló una Renta Ordinaria Indivisible Negativa que trepó a los $33.302.740,96, violándose lo establecido en los artículos 169, 170 y 172 de la Ley Orgánica de Municipalidades de la Provincia de Buenos Aires, así como también el artículo 152 del Reglamento de Contabilidad y Disposiciones de Administración para las Municipalidades de la Provincia de Buenos Aires.

Sin papeles

En otro de los apartados del dictamen, el HTC aduce que le pidió al gobierno de Nedela el aporte de las constancias administrativas y/o legales iniciadas para satisfacer el cobro de los saldos adeudados por la Tasa de Servicios Generales Urbanos y de la Tasa de Seguridad e Higiene al 31/12/2016, que en el primer caso ascendía a la cifra de $3.790.291,72, y en el segundo a la friolera de $20.752.192,83, sin que hasta el momento del cierre del informe se haya podido mostrar al organismo por parte de la comuna los papeles requeridos que evidenciaran el inicio de acciones para cobrar esas sumas de dinero.

Mirando con mayor minuciosidad el dictamen se puede ver también que surgieron erogaciones por parte del municipio para repuestos y reparaciones de automóviles y maquinarias por $910.702,65, sin que se hayan podido comprobar que ese dinero haya ido a parar a los destinos indicados.

Uno de los puntos más destacados del informe señala que la Comuna no pudo enviar el listado de los beneficiarios para obras destinadas a personas indigentes, como la compra de frazadas, colchones y materiales de construcción por la suma de $332.671. A su vez, se pudo constatar expedientes faltantes que involucraban el pago con personas y empresas por la cifra de $6.141.790,71.

Como puede observarse, una serie de irregularidades que pone a la gestión de Jorge Nedela en la mira de las autoridades del Tribunal de Cuentas, y que deja a la primera administración no peronista en la capital del inmigrante en un papel bastante complicado de cara a la sociedad.

Comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa un comentario
Por favor ingresa tu nombre