Cuatro facultades ocupadas por pedido de asueto

Facultad de Humanidades

Los estudiantes permanecerán en las unidades académicas durante toda la noche. En Humanidades, porque las autoridades no dictaron el cese de actividades, mientras que en Bellas Artes, donde sí se dictó, la toma es “un hecho político por la lucha por el aborto y en solidaridad con las otras facultades de la UNLP”. Sobre el final de la jornada, también se sumaron Psicología y Trabajo Social

La asamblea de estudiantes de Humanidades decidió por mayoría realizar una toma del edificio de 122 y 50, en reclamo por el “cese total de actividades” durante el día de mañana, para la asistencia al Congreso Nacional por la votación en Diputados de la Ley de Interrupción Legal del Embarazo, y también porque “la facultad no garantizó los colectivos para asistir y volver”.

La asamblea comenzó a las 14, pero según comentó Laura, estudiante de Historia y militante de la agrupación Lupas, en diálogo con Pulso Noticias, “veníamos ya de asambleas de las comisiones por carrera y las asambleas de mujeres, donde teníamos un pliego de exigencias para el Decanato”. Entre estas reivindicaciones estaba el “cese de actividades para mañana, para que todas podamos estar movilizando al Congreso” y por otra parte se planteaba que “nos garanticen la movilidad para poder llegar y volver del Congreso a la Plata”, explicó, y agregó: “Hay paro de transportes el jueves, nos parece necesario que la Facultad nos garantice la movilidad”.

Al comienzo de la asamblea se pusieron de acuerdo en ir al Decanato a solicitar dichas cuestiones a la decana Ana Julia Ramírez. En este sentido, expresaron que “ella, en primera instancia, dijo que no tenía la potestad para un cese de actividades, pero después dijo que no lo veía necesario y no lo iba a garantizar”. A partir de esto, las estudiantes volvieron a la asamblea y decidieron ocupar el edificio durante esta noche.

Humanidades

Renzo, estudiante de Filosofía de la agrupación ¡Ya Basta!, contó: “Mañana vamos a pasar por cursadas moviendo un paro estudiantil, para que nadie venga a cursar”. La medida del rectorado fue de “facilidades académicas y administrativas”, con lo cual cada facultad debía tomar las medidas para ver si las actividades seguían, pero no se trató de un “asueto”. “La mayoría de las facultades no dictan asueto, sino que no se pase falta, y con esto se pierden contenidos o exámenes”, protestó Renzo.

La toma como un hecho político

A pesar de que en la Facultad de Bellas Artes el decano Daniel Belinche aceptó el pedido de los estudiantes y dictó el “asueto académico” que en Humanidades no se logró, durante la asamblea que se realizó hoy en el edificio Fonseca se terminó votando la ocupación “como un hecho político y en solidaridad con los compañeros de Humanidades”, según comentó Alan, de la agrupación ¡Ya Basta!, estudiante de Audiovisual.

“Vinimos a organizar la convocatoria de mañana y la asamblea se llenó de gente, el debate empezó a avanzar y, a medida que nos enteramos de que en Humanidades no salía el asueto, se decidió hacer la toma”, relató. “Fue el envión de muchísimos estudiantes que deciden continuar esta lucha. No era nuestra propuesta, pero no vamos a ponerle un freno a la lucha que por abajo lleva el movimiento estudiantil”, agregó, y finalizó: “Este hecho político es para que toda la sociedad se entere, es como los colegios secundarios en Capital que fueron tomados para apoyar el proyecto”.

Sobre el final de la jornada, la Facultad de Psicología también había resuelto una ocupación del edificio, mientras que lo mismo se estaba debatiendo en Trabajo Social, donde había dos propuestas: un paro estudiantil, que “queda dispuesto a cada estudiante”, y otra alternativa más radical, “una toma del Decanato para que directamente no haya clases, ocupando el edificio”, según comentaron estudiantes de dicha institución. A las 21 la decisión unánime fue también la toma de Trabajo Social.

Comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa un comentario
Por favor ingresa tu nombre