Bronca de los gremios docentes ante un decreto de Vidal

Los sindicatos rechazaron la medida dispuesta por la gobernadora que formaliza los aumentos salariales que resolvió otorgar unilateralmente desde principio de año, los cuales se encuentran lejos de alcanzar el nivel de inflación. Mientras, sigue sin fecha la convocatoria a reunión paritaria

Con el diálogo cortado desde el pasado 23 de agosto, el conflicto por el aumento salarial para los docentes bonaerenses parece ir camino a profundizarse en el último tramo del año. Ayer se conoció un decreto, firmado el viernes pasado pero que próximamente será publicado en el Boletín Oficial, en el que la gobernadora María Eugenia Vidal formaliza “los aumentos a cuenta” que la administración otorgó unilateralmente a los maestros a lo largo del año.

La norma en sus considerandos señala que “la política salarial para el año 2018, ha quedado delineada en seis etapas” y “que corresponde en base a las consideraciones expuestas determinar la política salarial para el sector involucrado, formalizando la mejor propuesta que este gobierno puede implementar, siendo esta la desarrollada en la audiencia paritaria celebrada el día 23 de agosto de 2018”.

Esa mejor propuesta a la que se refiere es la última realizada por la administración bonaerense: 19% de incremento salarial, más $210 en concepto de material didáctico. La inflación a fin de año será más del doble, y por esa razón los sindicatos mantienen su rechazo a la oferta calificándola como “miserable”.  

“De este modo, el gobierno intenta convalidar autoritariamente una baja del salario docente con un decretazo. Es indudable que esto va en línea con la irresponsable actitud del gobierno que se niega al diálogo, desconociendo el ámbito legal de la Paritaria Provincial. Desde las organizaciones sindicales exigimos que respeten la Ley de Paritaria y que gobiernen para garantizar derechos y no para vulnerarlos”, afirmó a través de un comunicado el Frente Gremial Docente Bonaerense.

En esa línea, el secretario general de Suteba, Roberto Baradel, señaló que “lamentablemente es una situación que rechazamos porque estamos en un aumento de 19% cuando hoy la inflación es del 31%. No tenemos comunicación oficial del gobierno. No hay intento de negociar por parte de las autoridades, siempre fue una imposición tras otra. Desde el 23 de agosto no hay ningún tipo de reunión con el Gobierno”. Además, remarcó que “los adelantos que dice la Provincia de Buenos Aires fueron irregulares y no los pagaron todos los meses”.

Por su parte, Miguel Díaz, secretario general de otro de los sindicatos docentes, Udocba, expresó: “No hay reuniones extraoficiales, no hay convocatoria a paritarias, no hay reuniones de educación con las organizaciones sindicales. Es una situación inédita, donde el Gobierno hace lo que quiere y no acepta los fallos desfavorables”.

Esta semana los docentes de la región se encuentran realizando asambleas para resolver los pasos a seguir ante la cancelación de las reuniones paritarias y la imposibilidad de avanzar en negociaciones, no sólo salariales sino también en referencia a las reformas curriculares que implican un achique en la educación técnica y agraria, como así también en torno a los problemas de infraestructura que afectan a los establecimientos educativos de la ciudad. Se espera que resuelvan medidas de fuerza para las próximas semanas.

Comentarios