Niñas y niños alzan la voz: “Esperamos que nos escuchen”

Este jueves se realizará la movilización “El hambre es un crimen”, impulsada por las organizaciones e instituciones que trabajan con la niñez y la juventud en la región. Denuncian la emergencia alimentaria, el agravamiento de la pobreza y el desempleo, y el vaciamiento de las políticas de protección y promoción de derechos de los chicos y chicas de los barrios

Este jueves volverán a movilizarse las organizaciones e instituciones que trabajan con niños, niñas y adolescentes de los barrios de La Plata, Berisso y Ensenada. Lo hacen con el mismo lema del año pasado, la histórica consigna del Movimiento Nacional Chicos del Pueblo: “El hambre es un crimen”. Los protagonistas centrales serán los cientos de chicos y chicas que diariamente habitan, construyen e impulsan estos espacios, quienes este mediodía encabezaron una conferencia de prensa.

“Esperamos que nos escuchen. El año pasado se realizó la marcha también, en la cual el Gobierno, el Estado, no respondió, y esperamos que ahora sí lo hagan. No queremos ver a niños con hambre o trabajando para poder llevar un plato de comida a su casa”, afirmó con contundencia Milagros, una de las once voceras y voceros de un grupo de niños y niñas con claras intenciones de hacer escuchar su voz, y de que la misma sea respetada.

Minutos antes, Camilo había descripto la situación: “como dice el nombre de la marcha la realidad es que en este país hay muchos pibes y muchas pibas que se están muriendo de hambre, la situación es que cada vez hay más pobres. Hoy en día en Argentina el 48% de les niñes son pobres, pasan hambre, su papá y su mamá no tienen trabajo, y el Estado no está aportando para que eso cambie”.

En el mismo sentido, el comunicado que convoca a la actividad de este jueves, señala que “en Argentina hay más de 8 millones de niños, niñas y adolescentes privados de algún derecho. El 48% vive en condiciones de pobreza y el 51% reside cerca de focos de contaminación ambiental.

Denunciamos el agravamiento de la pobreza y el desempleo, la emergencia alimentaria, la inflación y las tarifas, el vaciamiento del Sistema de Promoción y Protección de Derechos, la falta de reconocimiento estatal de los trabajadores socio comunitarios, la estigmatización y criminalización de les jóvenes de sectores populares, el incremento del presupuesto para las fuerzas de seguridad y el ataque a la educación pública”.

La movilización partirá desde la Municipalidad a las 14 e irá hacia la Gobernación. Allí permanecerán hasta las 18 con una serie de actividades diversas: murgas, danza, teatro, circo, bandas en vivo y distintos tipos de intervenciones preparadas por y para los niños.

Todas las organizaciones e instituciones que trabajan con la niñez y adolescencia en la región vienen denunciando desde el año pasado los efectos de los tarifazos, la caída de programas estatales para trabajar con el sector, y ahora con más agudeza el crecimiento de la cantidad de asistentes a los comedores y copas de leche.

“Los espacios en donde estamos se nos llueven, vienen cada vez los chicos con más hambre, cada vez es peor. Cómo hacés para darle clases a unos nenes que tienen hambre, que están con que les duele la panza”, señaló Leandro. “Primero tendría que pensarse en los derechos del niño. Un niño y una niña no pueden pasar hambre. Un niño no tiene que estar pensando en si hoy o si mañana va a comer, tendría que estar pensando en jugar y ser feliz, es lo que tiene que hacer un niño. Tiene que poder pensar, ir al colegio”, completó Silvana.

En ese sentido, señalaron que la movilización no es sólo contra el hambre si no también “por la educación y porque los hogares estén en condiciones”. Además, dejaron en claro que la protesta “va más allá de nosotros, es por niños y niñas que no pueden hablar de lo que están pasando. Vamos a estar en representación de todos y de todas las que no pueden estar en ese momento”.

Comentarios

- Advertisement -