Afirman que 20.000 platenses no terminaron la Primaria

Así se desprende de los datos suministrados por el Indec para el año 2017. Dos de cada diez habitantes de la región no concluyeron su instrucción formal

La educación ha sido históricamente uno de los temas más sensibles para los argentinos, sobre todo por tratarse del arma fundamental para el crecimiento del país. En los últimos años, la calidad educativa ha ido en un franco descenso, precisándose por parte del Estado y sus autoridades, medidas activas que sirvan para la inclusión en el sistema de los más desprotegidos.

Indicadores socioeconómicos dados a conocer por el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (Indec) para el año 2017, muestran que el 5% de la Población Económicamente Activa (PEA) del Gran La Plata, es decir, unas 20.000 personas, no tienen el nivel primario completo, mostrando que a pesar de ser universal la educación en el primer ciclo, las necesidades económicas profundizan un deterioro educativo que pareciera no tener techo.

Esta caída en la calidad educativa, marca que por ejemplo aquellos que no concluyeron la Primaria tengan graves problemas a la hora de encontrar un trabajo fijo y duradero, sufriendo discriminaciones a la hora de presentarse a una entrevista laboral, lo que les ocasiona graves problemas de trastornos y fracasos personales por no poder alcanzar aquello que añoran.

A los datos del nivel primario, también se le suma que el 12,9% de los habitantes mayores de la ciudad, es decir, unos 52.000 ciudadanos, no terminaron la Secundaria. Todo esto hace que 72.000 platenses (17,9%), no hayan concluido su educación formal, un dato por demás revelador y preocupante.

Otro dato altamente alarmante es que el 0,6% de la PEA de la región (alrededor de unas 2.500 personas) son analfabetas, es decir, no saben leer ni escribir. Esta situación se agrava y va en crecimiento en la última década, debido más que nada a que el analfabeto se encuentra en las capas más pobres de la sociedad, ya que no ha podido acceder a un sistema educativo digo que le permita crecer y fortalecerse en la comunidad.

Causas de la crisis

Las diferentes administraciones, desde el regreso de la democracia en 1983, no se han planteado como necesario el debate de saber ¿qué país queremos para nuestro presente y para el futuro?, y a partir de allí generar un plan estratégico que responda a dar respuesta a la inequidad, a la inclusión y justicia social, que tanto se pregona en los discursos pero que en la realidad nunca se han llevado adelante.

En diálogo con Pulso Noticias, el miembro de la Academia Nacional de Educación, Alieto Guadagni, señaló que “uno de los problemas que tenemos con la educación primaria es que en nuestro país no se cumple en lo más mínimo lo dispuesto por la Ley Nacional de Educación, que dispone la jornada escolar extendida. Mientras no se cumpla esto, la situación de inequidad continuará”.

Para el director del Centro de Estudios de la Educación Argentina de la Universidad de Belgrano, “en la Provincia de Buenos Aires sólo el 2% de los chicos que van a la escuela pública tienen educación extendida, de allí el bajo nivel educativo que reciben. Si las autoridades no toman esto como una situación a mejorar, los problemas y las diferencias persistirán”.

En ese sentido, Guadagni aseguró que “lo lamentable de todo esto es que a pesar de los cambios ideológicos en los gobiernos, en nuestro país se está nivelando para abajo, demacrando de esta manera la educación y a las futuras generaciones”.

“A pesar de que en las encuestas se marca la educación como un tema central para los argentinos, la realidad indica que en su mayor parte somos indiferentes respecto al estado de la educación pública. Tenemos el calendario escolar más corto del mundo, con feriados por doquier y huelgas interminables cuyos días no trabajados no se reponen. Si no se discuten estos hechos que son centrales, la educación seguirá en caída libre”, subrayó Guadagni.

Los expertos en educación sostienen que la protección de los grupos más vulnerables no sólo es un imperativo humano, sino una necesidad del desarrollo del país. Si la crisis sigue extendiendo la pobreza y los procesos de ajuste siguen socavando las condiciones de educación de la primera infancia, también pondrán en peligro el desarrollo de los recursos más valiosos del país, es decir, sus recursos humanos futuros.

Comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa un comentario
Por favor ingresa tu nombre