Presupuesto 2019: Argentina en caída libre

Pulso Noticias dialogó con el economista Martín Kalos, director de EPyCA Consultores, quién expuso las pautas macroeconómicas del proyecto presentado por el ministro Nicolás Dujovne para el próximo año

El ministro de Hacienda de la Nación, Nicolás Dujovne, presentó ayer el proyecto del Presupuesto 2019 en la Cámara de Diputados, en el cual prevé una inflación del 23% con un dólar a $40,10, y una caída del 0,5% del Producto Bruto Interno (PBI). Asimismo, el Ejecutivo Nacional “está aceptando que 2018 es un mal año y lo va a volver a ser el 2019 para los hogares”. Así lo afirmó el economista Martín Kalos a Pulso Noticias.

Según explicó el director de la consultora EPyCA, la disminución del PBI se debe a la gran caída de la inversión -un 10%-, a la caída del consumo privado -1,6%- y del gasto público -3,4%-. “Todo esto es lo que se prevé para el año que viene”, aseguró, al tiempo que agregó: “Lo único que sube son las exportaciones, a un 21%”.

Sin embargo, las proyecciones de suba de las exportaciones están vinculadas a “factores más complejos que se cumplan, que son razonables, pero puede fallar”, sostuvo el especialista. En cuanto a lo agroindustrial, la recuperación de la cosecha generará “un saldo exportable muy importante”, aunque depende también de las condiciones climáticas. Además, se necesita que Brasil, como principal socio comercial, se recupere rápidamente; también que el resto de los otros socios comerciales no se compliquen con la guerra comercial entre Estados Unidos y China. Por otra parte, para cumplir con esa proyección se requiere que “Vaca Muerta exporte un saldo realmente relevante”, pero se trata de factores que pueden fallar.

¿A mal año, buena cara?

Cabe resaltar que, a partir de los datos expresados en el proyecto del Presupuesto 2019, el Gobierno nacional acepta lo virulento que está siendo su tercer año consecutivo de administración en lo referido a la inversión, el consumo privado de los hogares y el gasto público a partir del brutal ajuste que llevan a cabo a pedido del Fondo Monetario Internacional (FMI).

“La inversión en obra pública va a bajar, excepto que el sistema de Participación Pública-Privada (PPP) pueda compensar”, describió Kalos. A su vez, señaló: “Habrá muchos traslado del ajuste a las provincias, y aquellas que no se puedan hacer cargo de ese mayor ajuste entrarán en un ahogo financiero”. Por ejemplo, sucederá con el traspaso de los subsidios a los colectivos y los subsidios a la tarifa social de electricidad: “Esas son cosas que en algunas provincias no se van a poder pagar y van a terminar aumentando cada vez más, lo que impactará directamente en el bolsillo de los trabajadores”.

De acuerdo a lo manifestado por el especialista no hay buen pronóstico para el próximo año sino todo lo contrario: “Va a volver a ser un mal año para los hogares en términos de empleo, de distribución de ingreso y salarios. Y el impacto al interior de cada una de las políticas que se está ajustando también es importante en la calidad de vida, en materia de salud, educación, ciencia y tecnología”.

La Argentina va en caída libre para el 2019. Por resaltar algunas de las políticas públicas puntuales que se desprenden de dicho proyecto hay que mencionar la reducción de vacunas: se prevén 44.593.263 dosis, mientras que para el 2018 se indica 47.138.548 dosis.

Por otra parte, en materia de “Educación Sexual Integral” menciona la capacitación de 10.000 docentes, y resalta como “inédita” la iniciativa de “articulación con 12 provincias en las que se trabajará en la educación sexual, el acceso a métodos anticonceptivos y la articulación entre sistemas de salud y educativo” siendo la mitad del territorio argentino. Además no existe ninguna mención al abordaje de la Interrupción Legal del Embarazo, es decir, al aborto, ese problema de salud pública por el que más de un millón de personas se manifestaron para exigir soluciones.

 

Comentarios

- Advertisement -