Perras on the beach: el rock de la nueva generación

Los jóvenes mendocinos llegan hoy a nuestra ciudad para presentar su segundo disco, Flow de cuyo, y confirmar por qué están rompiendo todos los esquemas. Una charla íntima con Pulso Noticias

Por Facundo Montiel

“Hace dos años yo estaba estudiando Letras, Fabricio (Foresto, batería) trabajaba, Simón (Saieg, cantante) estaba en la escuela y no tenía idea de qué iba a hacer de su vida, y Rodri (Martínez) no hacía nada. Todos sabíamos que queríamos vivir de la música, pero es una decisión dificil de tomar”. Quien habla es Ignacio Laspada, guitarrista de Perras on the beach, desde Mendoza. Tiene 21 años y dice que sus papás no están en casa, que se va a cocinar unas milanesas, y que recién acaban de ensayar preparándolo todo para venirse a La Plata a tocar, hoy desde las 20 horas en el Teatro Sala Opera.

En los últimos dos años, la banda, que también incluye a Bruno Beguerie en bajo, tocó en los principales festivales del país, compartió escenario con Gorillaz y se instaló como la revelación del indie argentino, aunque ellos renieguen de ser una promesa, y del indie mismo. “No estamos para nada con esa palabra, porque ya se desvirtuó al carajo el significado del indie, que era una banda independiente que se bancaba sola. Nosotros estamos en eso, pero hoy lo indie son una camada de bandas que no tienen nada que ver”, dice Ignacio, rechazando ser un producto más del mercado, una categoría para vender.

Hay énfasis, hay actitud contestataria. Cantan en Flow de Cuyo, su nuevo disco, que presentarán esta noche: “Están pasando cosas allá afuera que son feas, y vos seguis pensando que tu vida es una mierda. Igual te da lo mismo si el espejo no te muestra, que sos igual a todos, y todos son cualquiera”. Cuenta Laspada:  “Creo que cuando hablamos de nosotros, hablamos de nuestra generación al mismo tiempo, y lo transmitimos de esa manera porque lo vivimos así. El nuevo disco ya no es como Chupalapija (su primer material), donde todo era estar con amigos, fumar faso y divertirse. Tuvimos un choque de realidad con la creación del disco, que si bien adentro de tu casa está todo bien, afuera esta todo re podrido, y eso te pega”.

El guitarrista cuenta que son “amigos antes que banda”, delira con lo bien que la pasan juntos, ama tocar y viajar, vivir las experiencias que hoy les toca atravesar. En Instagram se los puede ver con el grupo hermano Usted Señalemelo (literal, ambos líderes y cantantes son hermanos, Juan y Simón Saieg), compartiendo escenarios en Mendoza o Buenos Aires. Gracias a las redes sociales, dice, se puede crecer en cualquier lugar: “Creemos importante el desarrollo donde sea, queremos ir y tocar en todos lados, porque además es re divertido y está zarpado”.

Las palabras que usa Laspada, las ganas que tiene de contar, también hablan por él. “Noto que hay en mi generación, la de los veintipico, un cambio de paradigma, de pensamiento, una bracha enorme con los más grandes en la manera de pensar y ver las cosas”, asegura Ignacio, quien encima quiere construir otra idea de ser artista, no volverse divo, inalcanzable. Cree, además, que “estamos todos en la misma”. Habla de Mi amigo invencible, de Luca Bocci, de las tantas bandas mendocinas, platenses y de cualquier lugar que están rompiendo los esquemas.

Laspada cuenta que el feminismo los llevó a charlar sobre la relación que las bandas tejían con las pibas, esa idea de que “las minas eran un objeto”. Habla de deconstruirse, de sentir empatía y apoyar la legalización del aborto, y vuelve a hablar, una vez más, de música. “Lo escencial de nuestra música es que no nos queremos encasillar, si sale un tema más hiphopero, o más punk, lo grabamos, no nos vamos a encerrar en ningún género. Queremos experimentar y encontrar un sonido nuevo, fresco”.

El nuevo flow argentino no es sólo sexo, drogas y rock and roll. Los Perras on the beach cantan: “Nuestro amor es una tuca en mis bermudas”, y para Ignacio está claro que no están hablando del porro. “Hablamos de amor, claramente”.

 

Comentarios