El saludo de Maximiliano Meza para una familia Tripera

Desde Rusia y a días de iniciar el Mundial, el volante ofensivo no se olvidó de quienes estuvieron con él en la pensión de Gimnasia

Por Lucas Mazzuca

Maximiliano Meza está cumpliendo el sueño de todo jugador de fútbol: no sólo es parte de los 23 seleccionados para defender la camiseta de Argentina en el Mundial Rusia 2018, sino que además, según las últimas prácticas comandadas por Jorge Sampaoli, cuenta con grandes chances de ser uno de los titulares el próximo sábado en el debut ante Islandia.

En este contexto y a pesar de la vorágine que lo envuelve por estos días, el volante correntino se hizo un momento para enviar un video (ver más abajo) saludando a Lucas Giménez, un joven perteneciente a una familia bien Tripera. Sucede que Lucas, de 16 años, es hijo de Hernán Giménez, quien al igual que su mamá y uno de sus hermanos siempre estuvo trabajando en la entidad de calle cuatro. En el caso de Hernán, le tocó ser uno de los empleados de la pensión al momento del arribo de Meza a la institución. Y ahí, entre tantas mañanas y tardes compartidas con Hernán, fue cuando conoció a Lucas y es por eso que le mandó el video que el adolescente recibió por parte de su papá con gran sorpresa, alegría y emoción: “Espero verte pronto para jugar un rato a la pelota o hacer algo divertido”, dijo entre otras cosas el volante de Independiente y la selección.

En contacto con Pulso Noticias, Hernán y Lucas coincidieron en que “Maxi nunca se dejó llevar por lo que lo rodeaba, siempre fue uno de los mejores jugadores del equipo tanto en Quinta, Cuarta como así también en Primera, pero mantuvo el perfil bajo, la humildad y la preocupación por los seres queridos. Hoy, con este gesto, nos demostró una vez más la clase de persona que es, además de su categoría como jugador”.

Vale mencionar que fue Darío “El Indio” Ortiz quien lo vio en el club Cambá Porá de Corrientes y lo llevó a las inferiores de Gimnasia. Llegó con edad de Quinta división y fue escalando. Debutó en 2013 por la Copa Argentina y fue parte del Ascenso a Primera división. De la mano de Pedro Troglio, creció, se ganó la titularidad y comenzó a demostrar sus habilidades. Sobre todo, es un volante con mucha llegada al gol y fue el jugador más desequilibrante del Gimnasia que le peleó el campeonato hasta el final a Boca y a River a mediados de 2014. Luego, su carrera continuó en Independiente, donde siguió creciendo como profesional.

Por estos días, los más grandes de la Selección no dudan en destacar a Maximiliano Meza como el jugador que les hizo abrir grande los ojos desde la primera vez. El volante de Independiente es el nuevo que se metió más rápido en el grupo y que aprovechó al máximo sus pocas oportunidades para mostrarse.

Comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa un comentario
Por favor ingresa tu nombre