En Córdoba se delinea el futuro de la educación superior mientras sigue la lucha docente

Mientras las autoridades universitarias de Latinoamérica debaten en Córdoba los planes de acción para la educación superior, los docentes de la Conadu marcharon en la misma ciudad con duras críticas a las políticas del macrismo. En La Plata se oficializó el paro universitario para este viernes con una “toma simbólica” del rectorado y una marcha de antorchas

Por Ramiro Laterza

Comenzó la III Conferencia Regional de Educación Superior (CRES 2018) en Córdoba, un encuentro entre 33 países con 10.000 inscriptos, entre ellos, rectores, directores, académicos, trabajadores, estudiantes, asociaciones de profesionales, centros de investigaciones, sindicatos, representantes de organizaciones gubernamentales y no gubernamentales. Desde la Universidad Nacional de La Plata, el enviado fue el flamante vicepresidente del Área Académica del Rectorado y exdecano de la Facultad de Ciencias Económicas, Martín López Armengol, mientras que el jueves llegará Fernando Tauber.

El objetivo es, según los propios organizadores, “analizar y debatir sobre la situación del sistema educativo en la región y delinear un plan de acción para la próxima década, orientado ala necesidad de reafirmar el sentido de la educación como bien social, derecho humano y responsabilidad del Estado”.

Sin embargo, como en toda la historia de la universidad, toda hegemonía tiene su resistencia: por eso el domingo, en otro lugar de Córdoba, se realizó el “Encuentro Latinoamericano contra el Neoliberalismo y en defensa de la Universidad Democrática y Popular”, entre organizaciones estudiantiles, gremios, y algún rector.

Los diferentes movimientos y encuentros en Córdoba se debaten entre una importante efeméride y la situación preocupante en la actualidad. Por un lado, el viernes se cumplen los 100 años de la Reforma Universitaria, movimiento político estudiantil que -con puntapié en Córdoba- revolucionó la institución universitaria mundial, con críticas centradas al clericalismo y a la concepción medieval, impactando en las estructuras de fondo y generando una democratización de la comunidad universitaria.

Por otro lado se encuentra la coyuntura actual, en la que tanto los encuentros entre rectores argentinos como las organizaciones docentes y estudiantiles debaten en base a una “crisis educativa”. En Argentina, por ejemplo, las autoridades están “en alerta” por un presupuesto que preocupa ante la creciente inflación.

Ahora, a pesar de los consensos con respecto a la coyuntura, la disputa es sobre qué rumbo tomar para poder fortalecer la educación. Según fuentes docentes de la UNLP, se trata de un encuentro “organizado por el neoliberalismo”, como por ejemplo las propias autoridades de la Universidad de Córdoba, que apoyan la política del gobierno nacional.

La Conferencia es organizada por el Instituto Internacional de la Unesco para la Educación Superior en América Latina y el Caribe (Iesalc), la Secretaría de Políticas Universitarias (SPU) del Ministerio de Educación de Argentina, el Consejo Interuniversitario Nacional (CIN) y la Universidad Nacional de Córdoba (UNC).

Las protestas docentes

Desde Conadu, el gremio que representa a los docentes de las universidades nacionales, comenzó la “Semana nacional de lucha”, y durante el lunes, en paralelo a la apertura del CRES, se realizó la marcha en defensa de la universidad pública.

“El Gobierno va a tener que rendir cuentas sobre la hipocresía que implica querer montarse en el centenario de la Reforma mientras ajusta permanentemente al sector y a los trabajadores. Tienen la idea de que la universidad funcione con lógica de mercado: que estudie e investigue pero no sobre los problemas de la sociedad, sino sobre aquellos pedidos que les hagan las grandes empresas”, reflexionó su secretario general, Carlos de Feo.

Durante los cinco días de lucha, el plenario definió “desarrollar asambleas en las distintas unidades académicas para discutir las problemáticas que afectan a los docentes”. Además, los trabajadores confluirán en una asamblea intergremial e interclaustro el viernes, con la participación de Adulp, Atulp y la FULP, en el contexto de paro total de actividades y toma del edificio central de la UNLP.

En La Plata, las docentes enrolados en Adulp refrendaron la semana de protesta impulsada por Conadu, del 11 al 15 de Junio, con una toma del Rectorado el viernes 15: “Será una toma simbólica, realizaremos una asamblea dentro del patio del Rectorado, donde definiremos cómo sigue el plan de lucha y vamos a hacer una olla popular”. Finalmente, en nuestra ciudad, se realizará durante tarde del viernes una nueva “marcha de antorchas”, explicó a Pulso Noticias el secretario adjunto de Adulp, Manuel Rodríguez.

Además, el jueves 14 Adulp también se adhiere al paro anunciado por la CTA de los Trabajadores, de la que los docentes forman parte como organización de base, en conjunto con la CTA Autónoma, bajo la consigna “La dignidad no se negocia… contra el ajuste del Gobierno de Cambiemos”.

Comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa un comentario
Por favor ingresa tu nombre