La Municipalidad busca ubicar la venta callejera en una nueva feria

Esta semana ingresó en el Concejo Deliberante el proyecto de ordenanza que crea un nuevo paseo de compras en Altos de San Lorenzo, donde la comuna intentará llevar a los vendedores ambulantes

Por David Barresi

En el Concejo Deliberante ingresó esta semana el proyecto que crea un nuevo Paseo de Compras en Altos de San Lorenzo, y además establece criterios para regular los otros que existen en la ciudad y los que puedan instalarse a futuro. La intención principal de la Municipalidad es poder ubicar allí los cientos de vendedores ambulantes que trabajan en las calles céntricas de la ciudad, bajo un marco regulatorio y un registro específico.

Desde fines del año pasado se han reiterado los operativos policiales que buscan desplazar a quienes trabajan vendiendo distinto tipo de productos en la vía pública, labor que se ha multiplicado al ser una salida de muchas familias a la crisis económica. Los comerciantes callejeros y las organizaciones que los representan han opuesto resistencia, señalando la falta de otras posibilidades para subsistir y centrándose en la defensa del derecho al trabajo. Ahora la comuna intentará ofrecer esta propuesta, que tiene entre los ejes de debate si los requisitos que impone la normativa se ajustan a la exigua posibilidad económica de buena parte de los vendedores ambulantes.

Según se indica en el expediente, para poder instalarse en un puesto del predio que se ubicará en el terreno delimitado por las calles 79 a 80, y 132 a 134, los vendedores deberán abonar la tasa de seguridad e higiene, además de un canon mensual y estar inscriptos en el monotributo social. A su vez, tendrán que inscribirse en un registro de puesteros, obteniendo un permiso que tendrá una duración semestral, cuya renovación estará sujeta al cumplimiento de la norma. Se les exigirá también comprobantes de origen de la mercadería, y no podrán incorporar en su stand objetos diferentes a los que consignen como su rubro de venta.

La iniciativa establece como objetivo principal el de “reorganizar la normativa referente a los Paseos de Compras que se desarrollan en la ciudad”. Entre los mismos, además del mencionado (cuyas instalaciones se encuentran prontas a terminarse), se mencionan las ferias ya existentes en 96 y 118; 45 entre 150 y 151; 511 entre 26 y 27; y 32 entre 133 y 134. Estos establecimientos tendrán un plazo de 180 días una vez aprobada la ordenanza para adecuarse a la misma.

La norma estipula que los paseos de compras a instalarse a futuro en la ciudad deberán tener una superficie no menor a 450 metros cuadrados, informe habilitante de bomberos, seguro de responsabilidad civil contra terceros, servicio y sala para emergencias médicas, no menos de doce baños (cinco para hombres y cinco para mujeres) incluyendo dos para personas discapacitadas, pasillos o lugares de paso de al menos 1,50 metros, pisos de mamposteria, y estar dentro de un predio cercado.

Además se pide que contengan un espacio no menor a 50 metros cuadrados para el dictado de talleres de reciclaje u otros oficios, y otro sector que pueda estar afectado a actividades culturales y recreativas. A su vez, se le exige que cuenten con una playa de estacionamiento acorde a la magnitud del predio.

Comentarios

- Advertisement -