Instalaron juegos en Desarrollo Social por “una niñez digna”

Militantes, educadoras y niños de La Plata y del Conurbano montaron una “sala de juegos” en la calle del Ministerio de Desarrollo Social para exigir aumento  en las becas y presupuesto para infraestructura para las unidades de desarrollo infantil (UDI), es decir, los jardines populares y comedores de los barrios

Una gran cantidad de mujeres , hombres y niños organizados en diferentes movimientos barriales del Conurbano y de La Plata se concentraron en las puertas del Ministerio de Desarrollo Social provincial, en 55, entre 6 y 7, para reclamar un aumento en las partidas de becas para los niños que cuidan y alimentan, y una mejor situación para sus educadoras.

Se trató de una actividad denominada “Jornada por una niñez digna”, donde diferentes espacios se organizaron para llevar a la cuadra de calle 55 diversos juegos para niños, una radio abierta, comida y un puesto de primeros auxilios. Educadores de los espacios de niñez de más de 17 jardines populares de barrio organizaron las actividades donde los hijos e hijas de las vecinas militantes pasaron el mediodía jugando.

Al mediodía, una comisión de referentes logró ser recibida por funcionarios de Desarrollo Social, donde intentaron conseguir que el gobierno amplíe la cantidad de becas y el presupuesto para las unidades de desarrollo infantil (UDI), el reconocimiento de los jardines y educadoras populares y presupuesto para infraestructura. El pedido iba dirigido especialmente a Viviana Devoto, directora Provincial de Programas de Promoción Social para Niños y Jóvenes, del Ministerio de Desarrollo Social.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Como referente de La Plata, Milena, una joven estudiante de Inicial y militante del Frente de Organizaciones en Lucha (FOL) del barrio El Peligro, opinó que “nadie se quiere hacer responsable, nos dan 150 becas y tenemos alrededor de 500 pibes, en distintas regionales, unos 17 jardines. La situación de hoy en día es de pobreza y los niños también sienten y sufren esto”.

Además describió que en los barrios “las familias no tienen trabajo y los centros comunitarios son los únicos lugares donde ellos van a comer o merendar y no le podemos dar la posibilidad, y eso nos duele. El Estado se tiene que hacer cargo”.

En el campamento que se armó en calle 55 había vecinas de La Plata, de Florencio Varela, de la Ciudad de Buenos Aires, Almirante Brown y Tigre, entre otros. Otra de las educadoras, Patricia, de Frente “Arde Rojo” (FAR) de zona norte, explicó en la radio abierta que “las educadoras venimos con alegría como sabemos nosotros. La funcionaria no nos levanta el teléfono, no nos contesta, no sabe ni le interesa lo que pasa en el barrio, somos nosotras las que sabemos cuando los pibes no comen, no pueden ir a la escuela y no tienen los medicamentos”, y reiteró el llamado a Devoto: “Ahora, ya que no nos atendés el teléfono, por lo menos atendenos acá, para eso venimos”, gritaba de cara al edificio de Desarrollo Social.

Las Unidades de Desarrollo Infantil (UDI) están destinadas a chicos de 0 a 18 años de edad. Según el propio Ministerio, en ellas se brinda atención alimentaria y “colaboración en el proceso enseñanza-aprendizaje, procurando una articulación plena con las instituciones educativas e incentivando la incorporación a la enseñanza formal”.

“Favorecen el desarrollo integral de los niños, niñas y adolescentes desde la perspectiva de derechos, acompañando y fortaleciendo a las familias en el proceso”, explican en las redes oficiales sobre estos espacios que manejan los movimientos sociales y que hoy pidieron una mejora en cantidad de becas, presupuesto y trabajo genuino para los educadores, quienes ponen el cuerpo diariamente frente a las realidades de los barrios.

Comentarios

- Advertisement -