Película recomendada: “Excursiones” de Ezequiel Acuña

– Martín: “Que tengan mucha suerte”
– Nacho: “No creo que en la suerte, creo en la pasión, la inspiración y el trabajo”
– Martín: “Que tengan eso entonces”

Por Melina Chain

Esta película narra la historia de dos amigos que hace 10 años que no se ven. Marcos, que trabaja en una fábrica de golosinas y, luego de ser despedido, decide estrenar un unipersonal que realizó en la escuela secundaria y para rearmarlo le pide ayuda a Martín, su mejor amigo de la secundaria y actualmente guionista de TV, aunque él preferiría hacer teatro.

Cabe aclarar que este film se hizo 10 años después que Rocío, cortometraje realizado por Ezequiel Acuña cuando era estudiante, y los personajes de este cortometraje son los mismos de la película. Se podría decir que la película es una secuela de aquel corto, que sirve de excusa para mostrar qué pasó con ellos una década después. El guión fue una construcción de Ezequiel Acuña junto con Alberto Rojas Apel (uno de los protagonistas de la película).

Excursiones se apoya completamente en los diálogos. Gran virtud de este
cineasta, ya que estos actúan de manera tan armónica que al ver el resultado nos traen a la memoria a esos amigos de la infancia con los que ya no nos vemos pero sabemos que están. Se puede decir que no sobra ningún diálogo, ningún gesto, ninguna acción.

Este film sigue la historia de estos dos amigos que se reencuentran y que se enfrentan a probar su propia amistad, a pesar de las vicisitudes y del tiempo que pasó entre ellos en esos 10 años. También muestra el cambio de etapa que están transitando. Si bien ambos se visten, hablan y, en muchos casos actúan, como aquellos adolescentes que fueron, ya no lo son más.

En este film, Acuña abandona el fin de la adolescencia, tema principal de sus dos películas anteriores, y pone foco en otra rama etaria, la de los 30 años, tratando así de retratar el comienzo de la vida adulta. Si bien dentro de la película existe un correlato de un romance adolescente, no es en este caso la narración principal como sí lo fue en los otros. También está presente el recuerdo de un personaje, que toma un rol esencial aunque nunca salga frente a cámara: Lucas, un amigo en común de ambos que fallece luego de terminar la secundaria.

La fotografía en blanco y negro, con un toque de desaturación, le imprime al relato cierto tono de nostalgia, a esto se le suma planos “documentales” de esos años de secundaria en los que no había más preocupaciones que seguir de excursión.

Un gran acierto del directos es, como en todas sus películas, la música que acompaña la narración. No es sólo la compañía de una música instrumental, sino también las canciones, realizadas por un grupo de rock indie de Uruguay llamado La Foca, coronan esta mezcla de melancolía y alegría que se siente durante todo el film.

Esta película es una historia del amor que existe en la amistad, del volver a encontrarse, del volver a sentirse compañero, de reinventar la amistad desde otros lugares y desde otros momentos, es saber que todo lo que se vivió en el pasado nos construye en el presente y el futuro. Es volver a verse y volver a elegirse.

Comentarios

- Advertisement -