La Litoraleña: entre frenar el remate y seguir en alerta

Un fallo judicial suspendió la subasta del inmueble donde funciona la empresa recuperada

Los trabajadores de empresa recuperada La Nueva Litoraleña lograron frenar el remate judicial del edificio donde funciona la cooperativa desde hace más de tres años pero siguen en estado de alerta, en defensa de sus puestos de trabajo.

Este martes a la mañana la jueza Valeria Pérez Casado, quien ya en abril había ordenado la suspensión por un año de la subasta de bienes, frenó de manera temporal el remate del inmueble de Girardot 345, en el barrio porteño de Chacarita.

Tras conocer la decisión judicial, los trabajadores de La Litoraleña, constituidos en cooperativa de trabajo luego de que el empresario Rodolfo Conti los abandonara hace más de tres años, se mantienen en alerta.

Según Tiempo Argentino, días atrás los trabajadores denunciaron que la jueza Silvia Tanzi de manera arbitraria decidió rematar la locación donde funciona físicamente la cooperativa.

“Consideramos que si se realiza el remate se ponen en peligro las fuentes laborales y la continuidad del trabajo autogestionado que venimos realizando desde hace tres años. Hoy somos 55 asociados a la cooperativa de trabajo y nuestros ingresos familiares dependen de su continuidad”, señalaron desde la cooperativa en un comunicado.

 

Comentarios

- Advertisement -