El insólito manual de Cambiemos para explicar el conflicto universitario

El oficialismo envió una circular interna a sus funcionarios en donde les da una serie de sugerencias de cómo tratar la parálisis que se vive en las universidades en la Argentina

Por Rafael Tossi

Una vez le preguntaron a Nelson Mandela qué pensaba sobre la Educación, y uno de los máximos exponentes de la libertad mundial, afirmó con la sabiduría que lo caracterizaba, que “la educación es el arma más poderosa que puedes usar para cambiar el mundo”, un concepto que por estas horas parece estar muy alejado de la realidad argentina.

Eso está sucediendo en la universidad en nuestro país, que desde hace semanas se encuentra paralizada por la escasez de presupuesto enviada por el gobierno nacional para su manutención. Lo insólito del caso es que las autoridades en vez de aportar ideas y recursos que sirvan para salir de este atolladero, dedica su tiempo a crear ideas y conceptos que sirvan para rebatir lo que dicen los opositores a sus políticas educativas.

En las últimas horas, se pudo conocer un manual enviado por el gobierno, titulado “Qué estamos diciendo frente al conflicto universitario”, en donde le echa la culpa del deterioro que sufre la educación superior al “excesivo” número de docentes que enseñan en las casas de altos estudios.

En el texto que consta de tres páginas y que todos los funcionarios recibieron en sus cuentas personales de correo electrónico, se especifica que todos ellos deben decir al unísono que “el presupuesto es muy bueno y seguirá siéndolo. El actual representa el récord de adhesión entre lo solicitado por el Consejo Interuniversitario y lo otorgado (96%). La oferta salarial actual representa el máximo esfuerzo posible, en esta coyuntura económica, frente al número de docentes que registra el sistema”.

Buscando cargar las responsabilidades de esta debacle en los docentes, el manual oficial resalta que “el sistema universitario necesita Planificación. Debe mirar profundamente hacia adentro para alcanzar una eficaz ejecución de los recursos que todos los argentinos (incluso algunos que no disfrutan de los beneficios de la universidad) ponen a disposición de la educación superior. En muchas casas de altos estudios se ven relaciones docentes/alumnos equiparables con la aconsejada para salas maternales. El promedio del sistema hoy es 8,82 alumnos por docente”.

“El sistema universitario argentino está en condiciones de recibir tres veces la matrícula actual sin tener que aumentar su planta docente. Y si lo hiciera, tendría en promedio aulas de 30 alumnos”, indica el texto pensado por Cambiemos para destacar sus virtudes y acciones en medio de un conflicto que parece no tener fin.

Comentarios

- Advertisement -