La Liga española quiere jugar un partido en EE. UU. y los jugadores resisten

Una noticia conocida en las últimas horas mantiene en alerta todo el fútbol de España: los futbolistas de la Liga amenazaron con una huelga que podría ser histórica.

Sergio Ramos, del Real Madrid y Sergio Busquets, del Barcelona, se mostraron dispuestos a llegar a un cese de actividades si la Liga de ese país mantiene el proyecto de trasladar un partido del campeonato local a Estados Unidos.

Los dos futbolistas hablaron en representación de todos sus colegas, lo que fue refrendado por el presidente de la Asociación de Futbolistas España (AFE), David Aganzo, que confirmó que los jugadores llegarán “hasta el final” si no se revoca la decisión.

La reacción surgió después de darse a conocer que Estados Unidos albergará un partido de la Liga de España, tras alcanzar un acuerdo con la multinacional Relevent por 15 años, la cual pretende impulsar el desarrollo de este deporte en el país y en Canadá.

La decisión de hacer una huelga masiva fue consensuada por los capitanes de todos los equipos de primera división ya que, aseguraron, la decisión de jugar un partido oficial en EE. UU. ha sido “la gota que colmó el vaso tras una serie de malas decisiones que van en contra del fútbol español”.

Comentarios

- Advertisement -