El Senado aprobó los allanamientos a las propiedades de CFK

Tras varias horas de debate se definió por unanimidad la medida solicitada por el juez Bonadio en el marco de “la causa de los cuadernos”. Hubo fuertes cruces políticos, principalmente entre la expresidenta y el jefe del bloque del PJ, Miguel Ángel Pichetto. La titular del Senado confirmó que comunicaría al magistrado a primera hora de hoy

En una larga sesión con fuertes cruces políticos, el Senado aprobó por unanimidad los allanamientos a los domicilios de la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner (CFK), aunque la mayoría rechazó el pliego de condiciones que había solicitado la senadora por la Provincia de Buenos Aires.

Por su parte, Cristina señaló que hay un “intenso fuego amigo” en la promoción de los allanamientos y dejó entrever que se trata de “algunos hombres de mi partido”. Al tiempo que indicó: “Voy a ser la primera senadora allanada, fui la primera presidenta mujer y la primera legisladora oficialista expulsada de su bloque”.

“Estamos ante un grave problema político”, señaló. Y apuntó hacia el entorno de empresarios cercano al presidente Mauricio Macri que figuran en “la causa de los cuadernos” como “arrepentidos”.

En tanto, Pichetto en tono de reproche le dijo: “Nunca hemos lastimado a nadie en lo personal; hemos escuchado algunas cosas lamentables”. Y subrayó: “Le recomiendo que nos escuchemos, siempre hemos tenido una actitud de respeto, en lo personal y en lo humano”.

“La legisladora que conocí allá por los 2000, en el marco de la crisis de la Banelco, planteaba fuertemente que no había que poner ningún obstáculo a la labor de los jueces”, recordó Pichetto, quien también cuestionó la respuesta judicial y política que dio la expresidenta tras el pedido formulado por Bonadio. “Si hace tres semanas ella misma hubiera decidido allanarse a esa medida, hubiera aliviado la tensión sobre el Senado y hasta hubiera sido saludable sobre su propia defensa”, consideró.

Los permisos para allanar los domicilios de CFK, ubicados en Capital Federal, El Calafate y Río Gallegos, fueron solicitados por el juez federal Claudio Bonadio, quien entiende en la causa por los “cuadernos de la corrupción”. Anteriormente, la cámara alta fracasó en dos oportunidades en su intento por lograr el quórum necesario para sesionar, pero el panorama se despejó ayer, luego de que la expresidenta pidiera a los senadores votar a favor del pedido, aunque con una serie de condiciones.

Finalmente, tras varias horas de debate los permisos fueron aprobados por los 67 senadores presentes. Incluso la propia Cristina votó por el sí. Sin embargo, la expresidenta sufrió un revés en su intento por imponer un pliego de condiciones para el operativo: 47 de sus pares lo rechazaron.

El texto aprobado autoriza los allanamientos y en el artículo 2 establece que el juez Claudio Bonadio “deberá cumplimentar las diligencias procesales con la debida diligencia, prudencia y decoro, tutelando los derechos y garantías”.

La vicepresidenta de la Nación y titular de la Cámara del Senado, Gabriela Michetti, publicó a las 22 en su cuenta de Twitter: “Dado que la votación del Senado sobre el pedido de allanamientos se produjo después de las 20, la comunicación al juez Bonadio -que ya firmé- será entregada a primera hora de mañana”.

Comentarios

- Advertisement -