Argentina-Israel: continúa la polémica

Luego del escándalo por la suspensión del partido amistoso entre la selección argentina y la de Israel, que se debía jugar ayer en Jerusalén, el gobierno de Mauricio Macri acusó a un grupo kirchnerista de organizar en Barcelona la protesta y las amenazas contra el equipo de Jorge Sampaoli y su capitán Lionel Messi . Ese amedrentamiento derivó en que los jugadores decidieran no viajar a Jerusalén, sin que, según el Gobierno, hubiera participado ninguna agrupación palestina como se pensó originalmente.

“Aterrorizaron a la selección para no jugar contra Israel”, señaló una alta fuente del Gobierno. Según el Ministerio de Seguridad, que dirige Patricia Bullrich , uno de los convocantes a la marcha mediante la red social Facebook fue Facundo Firmenich, líder de la agrupación kirchnerista Provincia 25. Pero no participó del escrache frente al hotel de la delegación argentina, el Princesa Sofía, el miércoles último.

Como participantes de la protesta, fueron identificados hasta ahora tres ciudadanos argentinos residentes en Barcelona. De todos modos, la Cancillería entablará contacto con el gobierno español para determinar si cabe formular denuncias penales por amenazas e intimidación pública. Una de las personas apuntadas por el gobierno es Florencia D´Amico, quien días atrás le realizó un escrache a Marcos Peña, con lo cual hay quienes creen que la denuncia tiene  que ver con una venganza por lo que le tocó vivir al Jefe de Gabinete.

Más allá de todo esto, lo cierto es que el partido no debió jugarse. La situación de Palestina es aberrante. Ni siquiera le servía a la selección para llegar mejor al mundial porque se iba a enfrentar a un rival de menor jerarquía.

 

 

Comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa un comentario
Por favor ingresa tu nombre