En 2018 el Municipio utilizará $146 millones para infraestructura escolar

Foto: Nicolás Braicovich

Así lo informó Martiniano Ferrer Picado, subsecretario de Vinculación y Gestión de la Comuna, en referencia al presupuesto del Fondo Educativo. Aseguró que el nivel de ejecución de obras es del 70% y que se están arreglando 30 escuelas. Sin embargo, los gremios docentes afirman que existen dilaciones en los trabajos

Durante los últimos días creció la preocupación de las bancadas opositoras en el Concejo Deliberante sobre el destino del dinero del Fondo de Educativo y el nivel de ejecución del mismo. Los pedidos de informes se agudizaron más aún tras la tragedia sucedida en la Escuela nº 49 de Moreno, que desnudó las falencias que también existen en los establecimientos educativos de toda la Provincia, donde la ciudad de La Plata no es la excepción. De hecho, alrededor de 25 colegios no abrieron sus puertas desde este lunes por tener pérdidas de gas u otros problemas edilicios.

Esta mañana se reunió la Comisión de Seguimiento del Fondo Educativo, que tuvo como 

Reunión de la Comisión de Seguimiento del Fondo Educativo.

invitado estelar al subsecretario de Vinculación y Gestión de la Comuna, Martiniano Ferrer Picado, el encargado de brindar los detalles de la ejecución presupuestaria de las obras en las escuelas. En el encuentro no sólo participaron más de la mitad de los concejales del cuerpo deliberativo, sino que también estuvieron presentes dirigentes de gremios docentes y estatales.

El funcionario municipal mostró números de los últimos tres años, señalando que en 2016 se habían realizado obras por $15.360.695, mientras que en 2017 el monto ascendía a poco más de $37 millones, aunque todavía no estaba todo ese dinero ejecutado. En ese sentido, afirmó que los retrasos tenían que ver con “el problema gremial que hubo en la Unidad Ejecutora Provincial (UEP)”, frase que motivó el enojo de los representantes sindicales presentes, ya que lo que Ferrer Picado calificó de “problema” en realidad se trató de los más de 150 despidos registrados a fines del año pasado en dicho organismo, política que encaró la propia gobernadora María Eugenia Vidal.

De esta forma, explicó que el primer compromiso firmado por el Municipio el año pasado fue por alrededor de $6 millones, de los cuales se ejecutó el 74% (aproximadamente $4.600.000), restando todavía un 16%. Luego, en diciembre hubo otra partida por $30 millones, que se ejecutó en un 51%. Los retrasos generados en la finalización de los proyectos, a causa del conflicto generado por las cesantías en la UEP, motivaron la demora en el inicio de las obras, que estarían próximas a ejecutarse.

Yendo a los números de 2018, se informó que se llegaría a fin de año con una inversión de $146.180.348 provenientes del Fondo Educativo, donde hay $78 millones ya licitados (con alrededor de 30 obras en ejecución) y cerca de $67 millones en proceso de licitación.

El funcionario calificó de positiva la reunión, a pesar de los entredichos con los ediles opositores, que entre otras cosas le recriminaron el hecho de que la información no estuviera disponible previamente al encuentro de la Comisión para permitir un análisis detallado de la misma.

“Desde la Municipalidad se impulsó la comisión para transparentar los fondos. Hoy se está invirtiendo en infraestructura, cosa que antes no sucedía. Invertir para infraestructura y que nos controlen, porque está llegando la plata donde tiene que llegar, es importante, más allá de las críticas. Antes no había ni arena ni pintura en ninguna escuela”, afirmó Ferrer Picado.

De todas formas, los representantes de los gremios docentes y estatales le enumeraron una serie de retrasos en distintos establecimientos educativos que padecen serios problemas de infraestructura. El representante municipal adjudicó algunos de ellos a los problemas que existen en la contratación de cooperativas, que en general no tienen la “capacidad técnica y financiera” que exige la legislación vigente (Ley 6.021 referente a la obra pública).

Como respuesta, representantes de cooperativas que estaban presentes en la reunión describieron las excesivas trabas que les genera la prolongada demora de los trámites de los distintos organismos del Estado que intervienen, por lo que solicitaron mayor celeridad para permitirles cumplir con el objetivo de poder realizar las refacciones en las escuelas.

El debate por momentos estuvo caldeado, sobre todo a la hora de que los representantes gremiales expusieran algunas de las situaciones que vive la comunidad educativa en torno a los problemas en los establecimientos. En ese marco, Ferrer Picado fue claro: “El dinero es limitado. Es imposible llegar al 100% de las escuelas porque las necesidades son enormes”.