“Seguimos en campaña hasta que sea ley”

Así lo afirmaron las integrantes de la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito tras la multitudinaria movilización registrada en todo el país. Con 38 votos en contra y 31 a favor el Senado rechazó el proyecto que había obtenido media sanción en Diputados. Afirmaron que de todas formas la iniciativa “ganó en la calle”

La histórica sesión en el Senado terminó con un resultado que le dio la espalda a la multitudinaria movilización en favor del derecho de las mujeres y personas gestantes a la interrupción legal del embarazo. Tras más de quince horas de intervenciones en el recinto la votación terminó con 38 manos por la negativa y 31 por la positiva, con dos abstenciones y una ausencia.

Hubo concentraciones en todo el territorio nacional en favor del proyecto y también en más de 60 países del mundo. Las integrantes de Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito habían realizado una conferencia de prensa en el Hotel Castelar de Capital Federal previo a la votación (aunque ya con la certeza cuál sería el desenlace) en la que destacaron la masiva concentración a favor de la iniciativa y advirtieron por la “irresponsabilidad” de las declaraciones de los senadores antiaborto.

“La verdad que algunas intervenciones de senadores y senadoras que dicen cosas como que el aborto es la entrada al alcohol y a las drogas, otra que dijo que ‘van a abortar hasta el día del nacimiento’, u otra que dijo que no leyó el proyecto y que por eso vota en contra (en referencia a la legisladora de San Juan Cristina del Carmen López Valverde), nos parece totalmente irresponsable. Nos quieren hacer retroceder y no lo vamos a permitir”, afirmaron.

A su vez, remarcaron que durante la semana sufrieron “diferentes tipos de operaciones en donde nos cambiaban el horario de la sesión, cuándo comenzaba, cuando finalizaba, todo eso lo entendemos en pos de una estrategia para desmovilizar y aplacar lo que está sucediendo acá afuera. Porque el verdadero poroteo está en la calle. Tenemos más de 60 réplicas, pañuelazos a nivel internacional que están apoyando esto, y a lo largo y ancho del país se están desarrollando vigilias hasta que el último voto se realice. Ahí se sabrán cuáles son las consecuencias políticas que van a tener que afrontar si no son responsables a la hora de votar”.

“Hasta último momento le vamos a estar pidiendo a los senadores que nos reconozcan, que nos reconozcan como mujeres con capacidad de decidir qué vida queremos tener, cuántos hijos queremos tener, esa es la responsabilidad que le estamos pidiendo que asuman, que nos den una respuesta”, señalaron y aseguraron que una negativa al proyecto sólo iba a implicar “seguir con las muertes por aborto inseguro, con las 50 mil internaciones al año por ese motivo, con las secuelas de enfermedades que deja, eso es lo que están proponiendo lo que están en contra, que siga todo como está, que siga el negocio de las clínicas que hacen aborto. Nos están debiendo este derecho que es nuestro, de las mujeres y que ya lo hemos ganado en la calle”.

Pasar a la historia

Por otro lado, se mostraron auspiciosas con respecto al avance que el debate ha tenido en la sociedad en los últimos meses y aseguraron que tarde o temprano se llegará a que el aborto pueda ser legal. “Las que vamos a pasar a la historia somos las miles y millones que estamos en la calle, no los senadores. Si no votan este proyecto que tiene media sanción, no van a pasar a la historia, en cambio nosotras sí. Si esto no es ley ahora, será el año próximo, porque ya no vamos a ser el grupo de mujeres y personas gestantes de la Campaña, vamos a ser el millón y medio que está en la calle y que va a trabajar codo a codo para que sea ley. La negativa a nuestro proyecto les va a costar mucho, en cambio nosotras ya ganamos”.

A su vez, recordaron que “mientras nosotras nos preparábamos para este debate las mujeres seguían muriendo por aborto clandestino. Queremos recordar a Liliana Herrero de Santiago del Estero, de 22 años, que falleció el sábado. Acá la realidad es una y no va a cambiar a menos que se tome la importancia política de la ampliación de nuestros derechos y que las mujeres dejemos de ser ciudadanas de segunda”.

Al finalizar la jornada, mientras desconcentraba la multitud de personas que estaba fuera del Congreso, se registraron al menos siete detenciones