El mundo se hace eco del debate por la legalización del aborto

Amnistía Internacional publicó una sugerente página en la edición internacional del New York Times (ver al final de la nota), en la previa del debate de este miércoles en el Senado argentino

Sin dudas, el debate sobre la legalización del aborto se convirtió en uno de los temas centrales de la agenda pública en los últimos meses, y en muchos países del mundo siguen de cerca el tramo final de la discusión que tendrá lugar este miércoles 8 de agosto en el Senado de la Nación.

En las últimas horas, la organización Amnistía Internacional publicó una llamativa página en la edición internacional del reconocido diario New York Times, en la que insta a los senadores argentinos a terminar con el aborto clandestino. “El mundo los está mirando”, dice el aviso.

El anuncio, que aparecerá en 134 países en la previa de la votación, está escrito sobre un fondo verde, con la palabra “Adiós” y la imagen de una percha, objeto que se ha constituido en un símbolo asociado a la clandestinidad de los abortos, en los que en algunos casos es utilizado como herramienta.

Además, la publicación en el matutino internacional resalta las graves consecuencias de la ley que rige actualmente en Argentina y recuerda a los legisladores que están a tiempo de poder salvar muchas vidas si votan a favor de la iniciativa.

“Queremos enviar un mensaje a los senadores de Argentina: el mundo los está mirando. Está observando para ver si votarán en favor de las mujeres y para poner fin al grave sufrimiento causado por la criminalización del aborto”, se expidió Erika Guevara-Rosas, la directora de Amnistía Internacional para las Américas.

“Las complicaciones derivadas de los abortos inseguros son una de las principales causas de muertes maternas en Argentina. La penalización del aborto no detiene el aborto, sino que lo hace inseguro y peligroso”, continuó la dirigente.

“Mañana, los senadores en Argentina tienen la oportunidad de cambiar una legislación que ha castigado a las mujeres por sus decisiones reproductivas y las ha condenado a sufrir. Esto podría ser el comienzo de una sociedad más humana y compasiva que reconozca los derechos humanos de las mujeres y personas con capacidad de gestar”, agregó Guevara-Rosas.

 

Comentarios

- Advertisement -