Jardín Nº 989 de Los Hornos: a seis meses de su inauguración, tuvieron que cerrarlo

Agua contaminada, luz enganchada, techos a punto de caerse y residuos cloacales en las salas obligaron a las autoridades a cerrarlo temporalmente. En la ciudad hoy fueron 21 los establecimientos que no tuvieron clases por motivos similares

A comienzos de este ciclo lectivo, las madres de Los Hornos celebraban la concreción de un sueño que llevó varios años de lucha: la inauguración del jardín Nº 989. Las lágrimas de emoción que allá por marzo podían verse en los rostros de esas familias, que tuvieron que postergar trabajos y hacer malabares con sus hijos por la falta de jardines que había en la zona, hoy fueron de tristeza. En la puerta del establecimiento, a las ocho de la mañana, la directora les explicó que temporalmente iba a permanecer cerrado debido el deplorable estado en el que se encuentra el edificio.

Motivos para la clausura sobran: según denunciaron los padres, en este jardín ubicado en calle 65 entre 152 y 153 se caen la mampostería y los techos, se inundan las salitas, los residuos cloacales flotan por los pasillos de la institución y el agua no resulta apta para el consumo. “Son reclamos que venimos pidiendo desde marzo y todavía no tenemos solución. Para que los chicos puedan tomar agua, los padres compramos bidones”, explicó Tatiana Araoz, madre de uno de los 320 chicos que asisten a diario a este jardín.

Los problemas no terminan allí. Según explicó Tatiana, el edificio no cuenta con una red de luz segura y están enganchados de la calle. Además, desde que abrió este jardín, que iba a solucionar gran parte de los problemas de la localidad, los juegos de parque continúan embalados en el hall de entrada porque nunca fueron a instalarlos y porque desde Educación no permiten que sean colocados por los padres. Por si faltaba algo: hay instalaciones de gas de alta presión abandonadas en la entrada al establecimiento.

“Desde el Ministerio de Educación apretaron a la inspectora y la directora para que abrieran el jardín como sea, pero ellas decidieron mantenerlo cerrado hasta tanto no se presente personal de Infraestructura y del Consejo Escolar a reparar los serios problemas estructurales que tenemos”, denunció Tatiana.

Mientras tanto, esta joven mamá de 26 años que trabaja en una cooperativa tuvo que pedirse el día para cuidar a su hija, porque no tiene a nadie a quién dejársela mientras trabaja. Si este problema no tiene una solución inmediata, su fuente laboral correrá peligro, como el de tantas otras madres que pudieron salir a trabajar desde que se inauguró este jardín.

En este contexto, mañana desde las ocho los padres reclamarán en la puerta del jardín. Según explicaron a Pulso Noticias, si para el miércoles no tienen respuesta, ese mismo día cortarán la avenida 66 a la altura de 153.

Este caso es apenas una muestra de la emergencia edilicia en los establecimientos educativos de la ciudad, que parecen haber cobrado relevancia recién después de la explosión en la escuela de Moreno, que produjo las muertes evitables de la vicedirectora y de un auxiliar. De hecho, por pérdidas de gas, falta de medidores, paredes electrificadas o falta de agua, 21 escuelas de La Plata permanecieron cerradas en la jornada de hoy.

Comentarios

- Advertisement -