fbpx
27.7 C
La Plata
viernes 01-03-2024

Villa Castells: tierra de nadie

MÁS NOTICIAS

Sin posibilidades de consumir agua potable, inundados cada vez que llueve, con calles destruidas y tapados por la mugre, los vecinos de este barrio realizarán mañana un acto de protesta en la rotonda de 13 y 502

La postal es premonitoria. Es 28 de julio de 2017 y el intendente Julio Garro se encuentra en calle 13 y 489 para anunciar con bombos y platillos la inauguración de las obras del flamante acueducto que “no se hace con un discurso político. Se hace con el cumplimiento de la palabra. En diez meses, más de 30.000 familias se verán beneficiadas con esta obra”. Detrás del jefe comunal, un vecino de la zona, Jorge Alessandro, muestra ante las cámaras de televisión presentes un cartel que dice “No mientan”.

Pasó más de un año de aquel día, y el cartel de Jorge terminó siendo la única realidad de toda esta escena: los habitantes de esta localidad de la zona norte de la ciudad le expresaron a Pulso Noticias que continúan sin poder consumir agua potable, que la obra está parada y que ABSA continúa cobrándoles las facturas como si les estuviese ofreciendo un producto sacado de un manantial.

Pese a que los vecinos acudieron a la Justicia para pedirle a ABSA que no cobre por un servicio que no prestaba, la empresa estatal (de cuyas acciones el 90% pertenece al gobierno de la Provincia) presentó una medida cautelar para poder seguir lucrando. La causa recayó ante el Juzgado Contencioso a cargo del juez Luis Arias, quien se la denegó y falló a favor de los vecinos. Sin embargo, ABSA continúa facturando por un servicio que no brinda.

“Hay vecinos que se asustan con las intimaciones de pago que llegan y terminan abonando las boletas. El tema es que estamos desamparados. El juez Arias había fallado a favor nuestro, pero ahora los destituyeron”, explica una vecina de Castells, que para poder acceder a bidones de agua potable tiene que dirigirse hasta la estación de trenes de Gonnet o a la delegación de calle 10 y 491.

“Es como vivir en la época colonial”, dice esta vecina que eligió el anonimato, pero que también cuenta que los tanques que colocó la prestadora para el expendio de agua potable están sujetos a permanentes ataques vandálicos: “Rompen las canillas, orinan los tanques y el que se puso en la delegación está pegado a una cloaca rota de donde salen aguas servidas, así que tan potable no es”.

Aunque esta situación representa un verdadero trastorno para los vecinos de Villa Castells, este problema es apenas la punta del iceberg: pese a que pagan elevados impuestos, las calles están destruidas, tienen problemas con el saneamiento de la zona, y las zanjas tapadas provocan serios anegamientos cada vez que llueve. “Estamos totalmente abandonados. Tuvimos la suerte de no inundarnos en 2013, pero ahora nos inundamos cada vez que llueve. Necesitamos urgente una respuesta del intendente y de la gobernadora Vidal”, dijo la vecina.

Ante este panorama, los vecinos de Villa Castells realizarán mañana una protesta en la rotonda de 13 y 502, donde reclamarán por mejoras estructurales en el barrio y exigirán que se declare la emergencia sanitaria.

Somos un medio de comunicación cooperativo que se conformó luego de los despidos ilegales en el diario Hoy y en la radio Red 92 de La Plata, sucedidos a principios de 2018.
Sin laburo y con la intención de mantener nuestros puestos de trabajo, un grupo de periodistas, correctorxs, fotógrafes, locutorxs, productorxs audiovisuales y diseñadorxs decidimos organizarnos de forma colectiva.

spot_img
spot_img