fbpx
7.8 C
La Plata
lunes 27-05-2024

Crimen de Griselda Blanco: “Ella venía denunciando a distintos sectores de poder”

MÁS NOTICIAS

Periodistas Argentinas y la FATPREN dieron una conferencia de prensa para reclamar una investigación transparente del asesinato. Pidieron el pronto esclarecimiento y la protección de las fuentes de los casos que investigaba la periodista. Pusieron el eje en la precarización laboral que viven las trabajadoras de prensa en todo el país.

Desde el sábado pasado, ni bien se conoció la noticia del crimen de la periodista correntina Griselda Blanco sucedido en su casa de Curuzú Cuatiá, los gremios de prensa y organizaciones que nuclean a periodistas vienen exigiendo en todo el país una investigación transparente y clara sobre el caso.

Los primeros trascendidos que hablaban de un suicidio fueron desmantelados rápidamente, tanto por los hijos y el entorno de la comunicadora como por las organizaciones gremiales. En el marco de su ejercicio profesional, Blanco venía denunciando a distintos sectores de poder y hay pruebas de que estaba siendo amenazada.

Este jueves Periodistas Argentinas y la Federación Argentina de Trabajadores de Prensa (FATPREN), realizaron una conferencia de prensa para exigir el pronto esclarecimiento del caso y que la Justicia no se deje afuera del análisis las hipótesis vinculadas a las denuncias que Blanco venía realizando.

Hasta el momento el único detenido es la ex pareja de la periodista, Armando Jara, bajo la hipótesis de femicidio. Según indicó Télam, su defensa pedirá “la nulidad de la imputación” por falta de pruebas. A su vez, la agencia estatal señala que hubo un nuevo allanamiento, que “apunta a determinar la supuesta responsabilidad en el hecho de un hombre con quien la víctima habría tenido una relación profesional a través de pauta publicitaria con su programa radial”.

“Hay muchísimas cuestiones que no se pueden dejar afuera”

En el comienzo de la mencionada conferencia de prensa, la periodista Silvia Martínez Cassina afirmó: “hay muchísimos indicadores y muchísimas cuestiones que no se pueden dejar afuera. Eso es lo que estamos pidiendo a la Justicia. Que actúe rápido, pero también, clara y con transparencia. Tiene que ver con el trabajo de Griselda, el trabajo como periodista, (…) porque ella venía denunciando a distintos sectores de poder. Distintos sectores de los cuales también recibió hostigamiento, amenazas, persecuciones”.

“Los hijos fueron quienes primero pusieron el grito en el cielo cuando en las primeras horas se hablaba de un suicidio. La fiscal, caratuló homicidio e imputó a una de las personas. Se hicieron allanamientos, y estamos esperando que por esta carátula de femicidio, no descarte un montón de otros indicadores en el marco del cual Griselda trabajaba y denunciaba todos los días que era víctima de violencia, de mensajes de odio, de amedrentamiento, y de presiones”, detalló.

En ese sentido, amplió: “Puntualmente hablaba de casos de corrupción, en la policía local, se ocupó de una alta autoridad de la policía local, que acababa de ser trasladada a Curuzú Cuatiá, y ella tenía información que tenía denuncias de abuso. Ella lo decía en el medio, alertaba sobre eso, y también recibió cartas documento además de presiones de la misma policía local”.

Martínez Cassina relató también que hay una serie de audios que Blanco le envió a su abogada, en los que habla de esos hostigamientos y amenazas que venía recibiendo, también hay mensajes que les envió a sus hijos en el mismo sentido. De hecho, reprodujeron una de estas grabaciones donde la periodista remarca: “Yo no tengo miedo, lo único que a mí siempre me están amenazando, porque yo soy siempre de informar la verdad. (…) Yo lo único que hago es mi trabajo, comunicar siempre con la verdad, pero recibo mucha presión, mucha amenaza, muchas situaciones”.

A su turno en la conferencia, Claudia Acuña, integrante de Periodistas Argentinas, aseguró: “Hoy estamos acá para escuchar y ser la voz de Griselda y que no sea una voz acallada. Estamos muy preocupadas por las Griseldas de este país, las compañeras que en todas las provincias están ejerciendo la profesión en condiciones de mucha exposición y que hoy son las primeras a las que le tenemos que hacer llegar el mensaje de decir ‘no están solas’”.

“Por suerte la organización gremial, la Asociación de Periodistas de Corrientes, apenas recibió la noticia, viajó, hizo los 400 km (de Corrientes capital a Curuzú Cuatiá), porque sabemos que una familia sola no puede con esta trama. Los compañeros del sindicato rápidamente pidieron dos cosas: que se caratule como homicidio y que se aparte a la policía local. Y llevaron para eso los quince audios, como el que escuchamos, que aportó esta abogada, por la que también pedían protección. Acá hay mucha gente involucrada, hacemos nuestra la preocupación de Griselda, ella estaba preocupada por sus fuentes de información. Que haya desaparecido su teléfono, significa que esas fuentes deben ser protegidas y debe ser investigado dónde está ese teléfono”, remarcó.

A su vez, Acuña expresó: “Exigimos, pedimos, pónganle el término que quieran, que se constituya como querellante la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación. Esto nos permitiría a nosotras estar con una mirada sobre el expediente, sobre cada caso, de esta causa”.

“Necesitamos una Justicia que garantice justicia que los femicidios y las muertes violentas de mujeres, que los derechos como la libertad de expresión sean respetados y tomados con la seriedad que corresponde”, apuntó la periodista y agregó: “Necesitamos que protejan a todas las personas que están buscando alzar la voz en Corrientes en general y en Curuzú Cuatiá en particular. Esto tiene que ser una tarea por parte de todas las instituciones del Estado, de acompañamiento, a la familia también.

Además, adelantó: “vamos a viajar a Curuzú Cuatiá, una misión de periodistas argentinas, en breve, en estos días. Sabemos que tenemos que estar en el lugar de los hechos, que necesitamos información fehaciente. Le pedimos a los colegas que den lo más noble de esta profesión. Esta profesión es hermosa, tenemos un oficio que es una herramienta para hacer justicia”.

La precarización laboral y la libertad de expresión

Por su parte, la secretaria general de FATPREN, Carla Gaudensi se refirió a la situación en la que Griselda Blanco ejercía el periodismo. “Entre nosotras y nosotres venimos tejiendo redes para acompañarnos ante la brutalidad de violencias que nos impone el patriarcado pero también el poder político, económico. En ese sentido, me parece que una de las cosas más importantes a destacar es que el rol de Griselda muestra claramente la violencia política y económica, que sufrimos las mujeres y las diversidades”.

“Griselda era una trabajadora precarizada, algo que los trabajadores y trabajadoras de prensa ya conocemos bastante bien porque lo padecemos, en particular las mujeres. Pareciera que la nueva forma de hacer periodismo es bajo la precarización y eso nos impone reglas, del mercado, del poder político, presiones, de ciertos sectores, en el uno a uno. Y eso nos da un marco de mayor indefensión ante estas situaciones. Porque ya sea cualquiera de las hipótesis que se barajan, muestran la violencia política y económica que sufrimos, las mujeres y disidencias y en particular, las trabajadoras de prensa en este momento donde la precarización nos está imponiendo una lógica individual, pareciera que tenemos que hacerlo solas”, afirmó.

En esa línea, continuó: “Griselda entendía que no era sola, por eso aunque tenía su medio y comunicaba de esa manera, estaba organizada en un sindicato (…) Esa presión de los poderes económicos, políticos, policiales, locales, sobre una, es mucho más fuerte. Y ni hablar si hoy le pasa a compañeras en distintos puntos del país, lo vemos con Luciana Peker acá en Buenos Aires, lo hemos visto con Manuela Calvo en la Rioja, lo vemos de la manera más dramática y cruel con la muerte de una compañera hoy en Curuzú Cuatiá. Por eso creemos que la investigación y la Justicia por Griselda tiene que recorrer todo el país, que tenemos que ir con la comisión como dijo Claudia, que tenemos que ampliarla para dar ese apoyo y generar acciones”.

Sobre el final, Gaudensi señaló: “Cualquiera de las dos hipótesis, ya sea una afectación a la libertad de expresión en una condición de precariedad; o ya sea por un homicidio agravado por su condición de género, o sea un femicidio, es porque nosotras estamos en una situación de precariedad, algo que nos impone el patriarcado, ahí necesitamos el rol de toda la sociedad. De nosotras, de los feminismos que lo venimos haciendo, pero también de la sociedad en su conjunto. Así que el pedido es, a esta justicia, con sesgo patriarcal, que acelere el proceso, que necesitamos Justicia y que vamos a estar visibilizando esto y vamos a hacer varias acciones y que el caso de Griselda sirva para mostrar que no nos callamos nunca más, y que por más que intenten silenciarnos seguimos unidas, organizadas en los sindicatos, en las organizaciones de base, para transformar esta patria justa, libre y soberana que tanto deseamos”.

Somos un medio de comunicación cooperativo que se conformó luego de los despidos ilegales en el diario Hoy y en la radio Red 92 de La Plata, sucedidos a principios de 2018.
Sin laburo y con la intención de mantener nuestros puestos de trabajo, un grupo de periodistas, correctorxs, fotógrafes, locutorxs, productorxs audiovisuales y diseñadorxs decidimos organizarnos de forma colectiva.

spot_img
spot_img