Cómo cuidar la salud ante el frío invernal

Gripes, resfríos, bronquiolitis, neumonías y faringitis son algunas de las enfermedades que suelen asolar en esta época del año. Las mejores formas de prevenir las dolencias ocasionadas por las bajas temperaturas

El frío ha llegado para quedarse por largo rato, lo que ha llevado a que las familias extremen los cuidados para no caer víctimas de las enfermedades típicas del invierno como son los casos de los resfríos, gripes, infecciones respiratorias y dolores de garganta, que ponen en alerta a los ciudadanos.

En diálogo con el programa En Vivo y en Directo, que se emite los jueves de 19 a 21 por FM Classique 106.5, el doctor Alejandro Risso Vázquez (MP 448958/MN 113356) señaló que, ante las bajas temperaturas, “lo que se debe hacer es prevenir principalmente lo que tiene que ver con enfermedades respiratorias en los dos extremos de la vida: los más chicos y los más viejos”.

Para el integrante de la Sociedad Argentina de Terapia Intensiva (SATI), “cuando llega el otoño y se acerca el invierno recrudecen enfermedades como la gripe, los resfriados comunes, la faringitis, la neumonía o afecciones respiratorias como el asma. Lo recomendable es evitar cambios bruscos de temperatura, si se entra a un lugar calefaccionado sacarse la campera o el swetter, así no se sufre ese cambio para no ser afectados por las enfermedades”.

En ese sentido, el profesional indicó que “hay lugares de trabajo que están sobrecalefaccionados, como ocurre por ejemplo en los hospitales u oficinas. Lo que debe hacerse es tratar de mantener una temperatura de 20 o 22 grados e intentar airear esos espacios, ya que muchas veces son lugares de cultivo para enfermedades de transmisión como la gripe”.

Risso Vázquez aseguró que “lavarse las manos y tener alcohol en gel es lo más recomendable para evitar posibles enfermedades de contacto en la realización de cualquier trámite o a la hora de manipular diferentes clases de objetos. Yo recomiendo el uso de alcohol en gel, más en este período de invierno donde las enfermedades muchas veces son por transmisión, como lo es la gripe”.

Una de las verdades populares aduce el uso de la vacunación masiva contra la gripe, algo que el profesional negó en forma enfática. “Hay normas establecidas que indican quiénes deben darse y quiénes no la vacuna contra la gripe, y los grupos de riesgo son los niños hasta los dos años de edad y los mayores de 65 años, salvo aquella persona que tenga factores de riesgo como puede ser una enfermedad oncológica, paciente asmático o un agente de salud, de lo contrario la vacuna no está recomendada. La vacunación masiva no es recomendada, sólo que hay que dársela cuando se tiene una indicación clara”.

Asimismo, destacó que “en esta época del año lo que vemos mucho es en aquellos pacientes que tienen afecciones pulmonares obstructivas crónicas y el famoso EPOC en los pacientes que fumaron mucho o los bronquíticos crónicos, que generalmente hacen nebulización de sus enfermedades respiratorias”.

“En la Provincia de Buenos Aires lo que se da mucho, y eso lo ven fundamentalmente los pediatras en los menores de dos años, son los cuadros de bronquiolitis, que es la inflamación de los bronquios en los bebés”, resaltó Risso Vázquez.

Comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa un comentario
Por favor ingresa tu nombre