fbpx
11.1 C
La Plata
viernes 24-05-2024

Lucía Pérez: los defensores de los acusados pidieron sus absoluciones

MÁS NOTICIAS

Los letrados de Matías Farías y Juan Pablo Offidani afirmaron que “no existió delito” y que la falta de consentimiento para tener relaciones sexuales por parte de la adolescente de 16 años “no pudo ser probada”

La segunda jornada de alegatos en el segundo juicio por la muerte de Lucía Pérez tuvo como protagonistas a las defensas de los dos acusados, Matías Farías y Juan Pablo Offidani, que en ambos casos pidieron la absolución de los imputados.

Los acusados no estuvieron presentes en la sala y, en cambio, siguieron las ponencias por videoconferencia. Ahora resta conocer la sentencia del Tribunal en lo Criminal N°2, prevista para el 17 de marzo a las 12.

La defensora oficial de Matías Farías, principal acusado de violar y asesinar a Lucía Pérez, aseguró este martes que “no existió delito alguno” y pidió su absolución, al considerar que la falta de consentimiento por parte de la adolescente de 16 años “no pudo ser probada ni remotamente”, que la menor consumió cocaína “voluntariamente” y que según peritos es “altamente probable” que su muerte se debiera a una asfixia tóxica.

En su alegato de cierre ante el Tribunal Oral en lo Criminal 1 marplatense, María Laura Solari, a cargo de defensa de Farías (29), cuestionó a su vez la actuación de la fiscal inicial del caso, María Isabel Sánchez, quien sostuvo horas después del hecho que la menor había sido empalada y había muerto a causa del dolor producido por un abuso sexual.

“Todo lo que afirmó en el comienzo la doctora Sánchez es falso y no existirá forma de borrar esa idea”, dijo Solari, y sostuvo, en línea con lo que había adelantado en la apertura del juicio, el 7 de febrero último, que el empalamiento “jamás ocurrió” y que “sin pruebas en qué sustentarse se siguió buscando al violador serial”.

Al analizar las pruebas presentadas en este segundo proceso oral, la defensora dijo que Lucía “tomó libremente y bajo ninguna presión la decisión de ir a encontrarse” con Farías en la mañana del 8 de octubre 2016, luego de conocerlo el día anterior.

En esa línea, dijo que “es absolutamente falso lo sostenido” por el fiscal que interviene en este juicio, Leandro Arévalo, “en cuanto a la insistencia de Farías” para que Lucía fuera a su casa, en el barrio Alfar.

La defensora repasó los últimos chats mantenidos entre Farías y Lucía, y aseguró que fue ella quien buscó reunirse con su asistido y que no lo hizo “motivada por estupefaciente alguno”.

“No hay un solo dato” que indique “que Lucía no consintió esas relaciones sexuales”. En la misma línea, resaltó que el cuerpo no presentaba “ningún signo de ataduras, ningún golpe” ni “nada que haga pensar que hubiese sido sometida”.

En cuanto a la muerte, señaló que la principal hipótesis expuesta por peritos de la Asesoría Penal de la Suprema Corte bonaerense “ante la ausencia de lesiones y la presencia de marihuana y cocaína en todos los fluidos de Lucía”, apuntaba como causa “altamente probable” a una “asfixia tóxica que derivó en una congestión pulmonar y edema”.

“No hay nada”

Tras un cuarto intermedio, comenzó su alegato el defensor de Offidani, César Sivo, quien aseguró que “en esta causa no hay nada”. Sivo advirtió que desde el inicio del proceso, “la única góndola habilitada es la de las prisiones perpetua” pero a que “un proceso judicial es mucho más que eso”.

Tanto el fiscal del juicio como las representantes de la familia de la menor, presentaron sus alegatos el último jueves y, en ambos casos, consideraron acreditado que Farías, con la presunta complicidad de Offidani, fue autor del delito de “abuso sexual con acceso carnal agravado por resultar la muerte de la persona ofendida, por el suministro de estupefacientes y en el marco de un contexto de violencia de género, en concurso ideal con femicidio”.

De acuerdo con la instrucción de la causa, Lucía había conocido a ambos acusados un día antes de su muerte, cuando se acercaron a la Escuela Media 3 local a venderle un cigarrillo de marihuana.

(Fuente: Télam)

Somos un medio de comunicación cooperativo que se conformó luego de los despidos ilegales en el diario Hoy y en la radio Red 92 de La Plata, sucedidos a principios de 2018.
Sin laburo y con la intención de mantener nuestros puestos de trabajo, un grupo de periodistas, correctorxs, fotógrafes, locutorxs, productorxs audiovisuales y diseñadorxs decidimos organizarnos de forma colectiva.

spot_img
spot_img