fbpx
27 C
La Plata
viernes 03-02-2023

El recuerdo de José Luis Cabezas en La Plata a 26 años del crimen

MÁS NOTICIAS

El fotógrafo fue asesinado el 25 de enero de 1997 en Pinamar. El recuerdo de sus familiares y la Asociación de Reporteros Gráficos de la República Argentina

Este miércoles, familiares de José Luis Cabezas realizaron dos ceremonias al cumplirse 26 años del crimen del fotógrafo de la revista Noticias. Uno de los eventos fue en Pinamar, y el segundo, en la cava de General Madariaga en la que fue asesinado.

En simultáneo, tanto en La Plata como en CABA, la Asociación de Reporteros Gráficos de la República Argentina (Argra) recordó al fotógrafo asesinado el 25 de enero de 1997 con dos actos. En el realizado en nuestra ciudad también formó parte de la organización el Sindicato de Prensa Bonaerense.

26 AÑOS DE MEMORIA POR JOSÉ LUIS CABEZAS

En medio del acto que realizaron en La Plata y en Caba, se leyó un comunicado escrito por Argra:

“Desde 1997 se han incorporado a la Argentina 13 millones de habitantes. Cada año, nacen alrededor de 500.000 argentinxs. En 1997 éramos aproximadamente 35 millones, y hoy es posible que seamos 46. Cuando José Luis murió asesinado, su número de socio era el 1313. Hoy, lxs nuevxs socixs de ARGRA llevan el número 2700 en adelante. A todxs ellxs, a todxs lxs nuevxs socixs de ARGRA, y a todxs lxs argentinxs que nacieron después, les pedimos lo mismo, año tras año, aprenden de muy diversas maneras lo mismo: “No se olviden de Cabezas”. ¿Por qué se lo pedimos?
Podríamos pensar que pedimos que no lo olviden porque fue un fotógrafo de prensa de primer orden, que lo fue. A medida que pasa el tiempo, y podemos ver su obra en perspectiva, una perspectiva congelada por efecto de su muerte terrible, podemos percibir su valor revulsivo. José Luis retrató como pocos la década menemista, es cierto. Pero lo hizo con la maestría de permitir asomar, debajo de sus brillos, la oscuridad moral y el mal aliento de su corrupción. Para retratar la perversión que corroía por dentro a la policía bonaerense le bastaron un par de primeros planos y un foco atrevido, y el andamiaje montado para ocultarla se derrumbó para siempre. Si embargo, siendo mucho, no es por eso que pedimos por su memoria. Tampoco la pedimos porque fue un enorme compañero de trabajo, un profesional responsable, un amigo incondicional. O un buen padre de familia. Pedimos por su memoria porque su asesinato resignificó el sentido de su vida, pero sobre todo porque su muerte impune aún nos interpela.
Hace muchos años, en el reverso de nuestras pancartas y folletos, esos que todxs enarbolaban en todo lugar, incluidos Menem y Yabrán, podía leerse: “La impunidad de su crimen será la condena de la Argentina”.

LA CARTA DE GLADYS

Gladys Cabezas, hermana del fotógrafo escribió y leyó una carta en otro de los actos en memoria de José Luis, realizado en el monolito frente a la terminal de micros de Pinamar:

“Querido hermano:

Hoy quiero hablar con vos y contarte que estamos recordándote, acá en Pinamar como todos los años.

Hoy 26 años, qué locura. Siento que fue ayer cuando con los viejos, nos enterábamos por la radio que habían encontrado calcinado y esposado a un reportero de la Revista Noticias.

‘Por Dios, es mi hijo’, decía mami.

‘No puede ser’, decía papi.

Tu sobrino Sebastián, mi hijo, con solo 9 años salió gritando a la calle: ‘Mataron a mi tío’.

Cuánto dolor, cuánta impotencia, cuántas mentiras, cuánta hipocresía. Pero lo peor, cuántos corruptos. Cuanta corrupción en manos de personajes siniestros. Llegó el juicio y nos mintieron diciendo cadena perpetua. Pero no fue así: era portarse bien en la cárcel y salir.

Luego, los ciudadanos de bien se acercaron a nosotros, nos dieron fuerzas y siguen estando cada 25 de enero acá en Pinamar, en la cava y en cada lugar del mundo en donde se acuerdan de vos. Sí, del mundo, aunque no lo creas…

Bueno, no te agrandes. Fuiste un buen fotógrafo, un buen hijo, hermano, marido, padre. Pero, sobre todo, una muy buena persona

Siento que no te mataron, no lo lograron, porque estás siempre en mí.

Es una lástima que no hayas podido conocer a Riu, tu nieto, que tiene un añito y está hermoso. Él va a hablar de vos cuando sea grande y dirá ‘José Luis Cabezas presente'”.

UN ASESINO DETENIDO

El 26 de diciembre detuvieron a José Luis Auge, uno de los cuatro “horneros” condenados por el homicidio. Auge era uno de los “horneros” que el 25 de enero de 1997 asesinó al fotógrafo de la Revista Noticias, de Editorial Perfil mientras realizaba una cobertura periodística de la temporada de verano en Pinamar.

El hombre caminaba por las calles de Berisso cuando fue detenido por efectivos de la Policía bonaerense. Pesaba sobre él un viejo pedido de captura, emitido por un juzgado de Dolores. Esto estaba vinculado a un incumplimiento en las condiciones de detención, informó la Agencia Télam.

LOS JUICIOS

El primer juicio por el crimen de Cabezas se realizó en enero de 2000 en la misma sala de audiencias donde ahora, 23 años después, se lleva adelante el de los rugbiers acusados de matar a golpes a Fernando Báez Sosa en la puerta de un boliche de Villa Gesell el 18 de enero de 2020.

La entonces fiscal de juicio, Castro -actual presidenta del Tribunal Oral Criminal 1 que interviene en el caso Báez Sosa-, fue quien integró el equipo de acusadores que pidió la reclusión perpetua para el policía Gustavo Prellezo como coautor del delito de “homicidio doblemente calificado por ser ejecutado con alevosía y por el concurso premeditado de dos o más personas, en concurso ideal con privación ilegítima de la libertad agravada por el uso de violencia”.

También pidió la misma pena para Gustavo Ríos, custodio de Alfredo Yabrán, para los policías Aníbal Luna y Sergio Camaratta y para los “Horneros” Horacio Anselmo Braga, Sergio Gustavo González, Miguel Retana y José Luis Auge; los últimos defendidos por Fernando Burlando.

En aquel primer juicio por el caso Cabezas, el alegato de la defensa puso el foco en lo que denominaron la “indivisibilidad de la confesión”, ya que los abogados Burlando y Juan Martín Cerolini entendieron que las confesiones de los “Horneros” debían ser valoradas en su totalidad, no solo en lo que fuera útil a la acusación.

Mientras que el alegato de la fiscalía fue el 20 de enero de 2020 y duró 10 horas, el de los defensores fue el 24 de enero.

Los otros fiscales que trabajaron con Castro fueron Luis Felipe De Felito -actual integrante de la Sala 1 de la Cámara de Apelaciones de Dolores-, y Eduardo Campos.

Tras las ocho condenas a perpetua dictadas en el primer juicio por el crimen de Cabezas, el Tribunal de Casación bonaerense redujo en 2003 las penas impuestas en base a la denominada la ley del “2×1” entonces vigente, que computaba doble el tiempo en prisión que habían pasado los acusados previo a ser sentenciados.

Fue así que los “Horneros”, con excepción de Retana que murió en la cárcel, fueron beneficiados con morigeraciones de la prisión.

En 2007, Braga y Auge violaron las condiciones de prisión domiciliaria y por orden de la Justicia volvieron a ser detenidos, aunque tiempo después volvieron a ser excarcelados.

A su vez, en un segundo juicio por el caso, realizado en 2002, fue condenado a reclusión perpetua el comisario de Pinamar Alberto “La Liebre” Gómez por liberar la zona para que se pueda consumar el crimen del reportero gráfico.

Somos un medio de comunicación cooperativo que se conformó luego de los despidos ilegales en el diario Hoy y en la radio Red 92 de La Plata, sucedidos a principios de 2018.
Sin laburo y con la intención de mantener nuestros puestos de trabajo, un grupo de periodistas, correctorxs, fotógrafes, locutorxs, productorxs audiovisuales y diseñadorxs decidimos organizarnos de forma colectiva.

spot_img