fbpx
25 C
La Plata
miércoles 30-11-2022

Abusos en el Jardín de San Pedro: ahora investigan a docentes por falso testimonio y encubrimiento

MÁS NOTICIAS

La directora y seis maestros del Jardín Belén demostraron inconsistencias en sus relatos al testimoniar en el juicio que condenó al cura Tulio Matiussi y al portero del establecimiento por el abuso sexual de cinco niños. “El jardín sigue funcionando como si nada con todo este personal”, señaló a Pulso Noticias la mamá de una de las víctimas

Tres semanas después de que un sacerdote y un portero fueran condenados a 15 años por el abuso sexual simple de cinco niños en el Jardín Belén de la localidad de San Pedro, la Justicia de San Nicolás abrió una investigación por “falso testimonio y encubrimiento” contra la directora y seis docentes de ese establecimiento educativo por sus declaraciones en el juicio.

Las imputadas son la directora Silvia Basante y las docentes Perla Basante, Florencia Bonvisutto, Daniela Garmendia, Natalia Grimoldi, María Victoria Barceló y Paula Bennazar.

Las siete declararon como testigos en el juicio que se les siguió al sacerdote Tulio Mattiussi –ex representante legal de la institución educativa-, el portero Anselmo Ojeda y la preceptora María Luján Rubíes por “abuso sexual simple agravado por la calidad de sus autores” contra niños de entre 3 y 5 años durante el ciclo lectivo 2017.

El Tribunal Oral en lo Criminal N° 2 de San Nicolás condenó a Mattiussi y Ojeda a 15 años, al tiempo que absolvió a Rubíes el pasado 24 de mayo.

La nueva denuncia contra las docentes fue presentada por el fiscal de Cámara Hernán Granda y la investigación recayó en la Fiscalía Nº 4 a cargo de Verónica Marcantonio.

El testimonio de las docentes había sido cuestionado por los jueces del TOC N°2 María Elena Baquedano, Alejandro López y Belén Ocariz en los fundamentos de la sentencia, donde sostuvieron que “pretendieron ser en un todo coincidentes” pero “resultó todo lo contrario y quedaron en evidencia -ante la gran cantidad de detalles diversos e inconexos- las inconsistencias de sus relatos”, dijeron los magistrados.

En diálogo con Pulso Noticias, Carla Vitale, mamá de una de las víctimas de abuso, se refirió a este pedido de investigación de las docentes indicando que “si bien no fue un pedido nuestro en lo formal, sí lo mencionó nuestro abogado en los alegatos, sí lo queríamos, sí lo necesitábamos, porque en el proceso del juicio se pudo ver como realmente actuaron estos personajes”.

“Como bien dice la sentencia de los jueces, parecía que habían ido con un librito, repitiendo las mismas cosas y después cuando los fiscales comenzaron a preguntarles iban haciendo agua, había incoherencias, contradicciones, cosas que eran ilógicas, personas que veían y escuchaban todo lo que pasaba en todos lados”, expresó.

“Intentaron desafectar a los imputados, decían que el portero siempre estaba fuera de la institución, nunca en ninguna actividad con los chicos, nunca cerca, decían que el cura no iba. Después el cura terminó diciendo que iba dos veces por mes. Se empezaron a pisar unas con otras. Nosotros como papás salimos de ahí shockeados, mirándonos y diciéndonos ‘a dónde dejábamos a nuestros hijos’”, relató la mamá.

Vitale también advirtió sobre la necesidad de actuar en el ámbito educativo. “El Ministerio de Educación nunca tomó cartas en el asunto, el jardín nunca cerró las puertas, nunca suspendió sus actividades, sigue funcionando como si nada con todo este personal”, alertó

Además contó que “la Dirección de Educación de Gestión Privada (DIEGEP) lo que nos dijo en la única reunión que tuvieron con nosotros es que esto dependía del Obispado y por eso no podían hacer nada”. “Si el Obispado es el que le paga los abogados al cura, lo saca de la cárcel, el que le da la vivienda, el que dice que nosotros somos los culpables, ellos no van a hacer nada obviamente”, manifestó.

Respecto del rol de la preceptora, quien no fue condenada en el juicio, indicó que el tribunal consideró la falta de mayores pruebas para tener una certeza total. “Había una prueba abrumadora, como dice el fallo, sobre los dos masculinos y de ella no había tanto, es decir tuvo el beneficio de la duda”, dijo.

El debate oral y público se inició el pasado 9 de mayo y, a lo largo de cinco audiencias maratónicas, que se extendieron por más de 12 horas, desfilaron decenas de testigos, mientras fuera del Tribunal se manifestaron diferentes agrupaciones de mujeres, contra el abuso eclesiástico y el abuso sexual infantil.

“Lo bueno de esto es que en un caso donde está un cura, donde hay una institución educativa en el medio, hubo un tribunal que dijo que son culpables, que eso es un montón. Y segundo, que toda esa confabulación que parte de una institución, con un entramado muy cerrado en función de defender, de mentir o de ocultar, también entra en un proceso de investigación. Eso sirve mucho a nivel social para los próximos casos, ya no da lo mismo ir y mentir”, concluyó Carla.

Con información de Télam

Somos un medio de comunicación cooperativo que se conformó luego de los despidos ilegales en el diario Hoy y en la radio Red 92 de La Plata, sucedidos a principios de 2018.
Sin laburo y con la intención de mantener nuestros puestos de trabajo, un grupo de periodistas, correctorxs, fotógrafes, locutorxs, productorxs audiovisuales y diseñadorxs decidimos organizarnos de forma colectiva.

spot_img