fbpx
25 C
La Plata
miércoles 30-11-2022

CHUSMA: el arte de la comunidad trans en los museos de la Provincia

MÁS NOTICIAS

La semana pasada se inauguró CHUSMA: la caravana Arte afectiva Bonaerense; una muestra que está abriendo las puertas de los Museos de la Provincia para se instale el artivismo de la comunidad travesti trans de la Provincia de Buenos Aires. El sábado es el turno del Capítulo 2: el Centro de arte de la UNLP

“Nuestra intención es desnaturalizar la idea del “patrimonio” como cosa heredada del patriarcado, de lo que tiene el pater familias, para el patrimonio de un museo. Ensayar estas miradas implica una insistencia en la pregunta, en los silencios y las omisiones, en las ausencias de las subjetividades históricamente marginalizadas en las colecciones, veladas por las narrativas hegemónicas“, dice el texto curatorial escrito por Mel Randev, Cris Prieto, Catalina Poggio y Santiago Villanueva y que le da forma a la Caravana Arte-afectva que se inauguró hace una semana en el Museo Provincial de Bellas Artes, Emilio Pettoruti.

La exposición de la obra de Shirley Su cuerpo una cascada es parte de un gesto político de reparación para con la comunidad trans-travesti. Habilita la posibilidad de incomodar el patrimonio desde las configuraciones de otras narrativas y representaciones culturales, de proliferar el repertorio de lo visible, lo posible y lo pensable.

Son los cuerpos de la chusma que se rozan y pegotean con los nuestros, entrelazando nuestra historia cultural. Hablamos de memoria, dolor, duelo, recuperación, reparación; ampliando las tramas y redes afectivas entre comunidades, fomentando el contagio de prácticas culturales que nutren sentidos de lo común. Aquí ustedes pueden acercarse al universo travesti con su poética y su estética en particular sin dejar de desconocer que esta comunidad padece aún hoy de la persecución policial y el estigma social. Restaurar y reparar con la obra de una travesti peruana que pintó los últimos meses de su vida, con el apoyo de su comunidad que hizo una vaquita y le compró materiales para pintar. De eso hablamos, de estos pequeños relatos de nuestra historia disidente.

CHUSMA. Capítulo 1: Su cuerpo, una cascada. La obra de La Shirley Bombón

“A la Shirley la conocí y ella era muy impactante. Cuando ella hablaba todes nos quedábamos helades”, dijo Diego Leone en la presentación su documental “Recordando a Shirley La Bombón”.

La Shirley era migrante, peruana y falleció el 14 de agosto de 2018. “La Shirley está en sus porcelanas barroquísimas, en su altar budista, en el arroz con banda de ajo, en sus cuadros y en sus dibujos, en Italia, en Perú, en la Zona Roja, en la Cumbre, en los audios contando anécdotas y hablando en italiano”, dicen desde Laberinto Casa Club y la muestra buscó homenajearla abriéndole la puerta de los museos a sus pinturas y cuadros.

La presentación fue en la vereda de 51 hosteada por Dariana y Valen, con la idea de “sacar el museo a la calle” para presentar “Su cuerpo, una cascada”, los cuadros pintados por ella durante los últimos años de su vida.

Además, el capítulo 1 de CHUSMA armó una feria gráfica en Diagonal 73 con más de treinta feriantes travestis-trans, una exposición de pegatinas y el Museo expuso sus obras en Plaza La Moma durante toda la tarde.

En la chusma que sale a ganarse el mango y la que necesita tener un mango para comer, hacer la changa y poder salir al baile es donde nos van a encontrar, en esta madeja entramada de personas trans, putos y putas, negres y pobres, migrantes y lesbianas, donde históricamente hemos tenido una hermandad las diversidades y disidencias, en torno a lo popular. Nosotres, les otres, estamos, resistimos en los distintos territorios.

Los archivos de la DIPBA

En el marco de la presentación de la muestra, la Comisión Provincial por la Memoria entregó los archivo de la Dirección de Inteligencia de la Provincia de Buenos Aires (DIPBA) con material de inteligencia desclasificado entre 1960 y 1998.

“La idea es que podamos reflexionar e intervenir estos archivos junto a quienes están mencionades en ese material. Muchos de estos documentos son informes policiales, archivos de diarios y fichajes de personas desde 1960 hasta 1998, donde hay detalles de la vida y la intimidad de las personas. No sólo hablan de cómo las señalaba la sociedad y cómo las nombraba sino también la policía, para catalogarlas como amorales, para discriminarlas y para señalarlas. Poder entregar esta documentación es muy importante porque el archivo se abre; si no les volvemos a hacer nuevas preguntas, no podemos indagar en nuestro pasado, visibilizar e historizar las luchas”, dijo Samanta Salvatori, trabajadora de la CPM. 

Si querés descargar los archivos podés entrar acá y acá.

El chisme que comenta la chusma tiene en su esencia el lleva y trae, es un artefacto del lenguaje, una invención fantástica que nos gusta creer y crear. Estos chismes corren como un resto de discurso, como una muestra gratis de lo que se consigue en la cola de un almacén de barrio o en la peluquería. El chismoseo, nunca bien ponderado, es una forma de circulación del conocimiento, pero también de posibilidad de la memoria de subjetividades, corporalidades menores para los relatos de la Historia: la lengua filosa de la chusma, la chismosita, la lengua larga.

CHUSMA: Capítulo 2. Ahora es el turno del Centro de Arte de la UNLP

Desde el sábado que viene, Chusma llega al Centro de Arte de la Universidad Nacional de La Plata, en 48 entre 6 y 7 y desde las 15 hs va a haber:

  • Taller de arte sobre la producción artística y el acceso al trabajo de las personas trans dictado por Antonio Verny. En él se trabajará sobre el legado de la artista trans Effy Beth.
  • Taller de fanzine para Shirley La Bombón, dictado por Marta de la Gente y Leandro Ariel.

Chusma es un proyecto impulsado por el Instituto Cultural de la Provincia de Buenos Aires y la Secretaría de Patrimonio Cultural del Ministerio de Cultura de la Nación junto al Palacio Nacional de las Artes – Palais de Glace, el Museo Nacional de la Historia del Traje y el Museo Provincial de Bellas Artes Emilio Pettoruti, con el objetivo de poner las colecciones en diálogo con acervos municipales, en articulación con centros culturales y colectivos artísticos travestis-trans y va a circular por distintos municipios de la provincia de Buenos Aires hasta fines de 2023.

Sabemos que para sobrevivir, dependemos unxs de lxs otrxs para sostenernos en un circuito de la vida, de redes afectivas que nos une en la desigualdad y en la celebración. Andamos rastreando esas potencias del borde y las zonas de frontera, donde las prácticas de disfrute siempre son cuestionadas por lo que está dado como “normal” o “correcto”. Hoy quizá se queden con la boca abierta, porque pusimos a “los clásicos” en la calle y a las chusmas dentro del Museo.

Traficante de stikers. Julia no se acuerda cuando decidió convertirse en periodista, pero a los 11 años escribió un cuento: un fideo de barrio armaba una revolución en la alacena para no morir en la olla. Ella cree que ahí empezó todo, y puede que tenga razón. Nació en Bahía Blanca, una ciudad donde hay demasiado viento, Fuerzas Armadas y un diario impune.
En 2012 recibió un llamado: al día siguiente se fue a Paraguay a cubrir el golpe de Estado a Fernando Lugo. Volvió dos meses después, hincha de Cerro Porteño y hablando en guaraní. Trabajó en varios medios de La Plata y Buenos Aires cubriendo géneros, justicia y derechos humanos. Es docente de Herramientas digitales en ETER y dio clases en la UNLP y en la UNLZ.
Tiene una app para todo, es fundamentalista del excel e intenta entender de qué va el periodismo en esta era transmedia.

spot_img