Aborto: “No negocien con nuestros derechos”

Foto: Hernán Foulliet (Pulso Noticias)

Desde la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto se pronunciaron “ante las versiones especulativas que ponen en duda el tratamiento en el Senado de la Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo” y las posibles modificaciones

Ayer se llevó a cabo el último debate del plenario de comisiones de la Cámara de Senadores de la Nación, para luego armar el dictamen del proyecto de ley. En ese sentido, hubo repercusiones sobre posibles modificaciones y acuerdos entre sectores políticos. Por ello, la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito afirmó: “Rechazamos cualquier modificación que podría significar retroceder en relación con los derechos garantizados en el articulado de la media sanción”. Al tiempo que agregó: “Esperamos una resolución urgente a este debate porque es nuestra vida, el acceso a la salud y el reconocimiento de la libertad los que están en juego”.

La situación del proyecto aprobado por la Cámara de Diputados se complicó más ayer, luego de que el senador Eduardo Aguilar del PJ-Chaco anunciara que impulsará un dictamen propio de legalización, pero con modificaciones. El próximo miércoles lon integrantes de la Comisión de Salud, Justicia y Asuntos Penales, y la de Asuntos Constitucionales votarán los diferentes dictámenes que podría haber, y el que obtenga la mayoría pasará a despacho para la sesión del 8 de agosto.

Los artículos más discutidos son los referidos a la objeción de conciencia institucional y la eliminación de la penalización a aquellos médicos que se nieguen a practicar un aborto. Mientras tanto, la Iglesia emite comunicados “apretando” a los senadores. Los obispos de Córdoba, por ejemplo, llamaron a los ediles de esa provincia a que “respeten las dos vidas”, y también hicieron lo propio diferentes monseñores de otras provincias.

En tanto, la Campaña Nacional por el Aborto exigió “la garantía de que se trate y sea Ley el 8 de agosto, sin retrocesos ni dilaciones. Por eso reafirmamos que despenalizar y legalizar el aborto es una cuestión de salud pública, justicia social y Derechos Humanos fundamentales y urgentes”.

“El mundo nos mira y las mujeres, lesbianas, travestis y trans de América Latina y el Caribe estarán presentes en la vigilia junto al pueblo de la Argentina, que ya decidió y que lo demostró siendo más de un millón en las inmediaciones del Congreso y en las provincia el pasado 13 de junio exigiendo ¡aborto legal ya!”, aseguraron.

Por último, concluyeron: “El 8 de agosto volveremos a ser muchas, lo lograremos con la construcción política de 13 años y el apoyo transversal de cientas organizaciones y la lucha y el poder popular del movimiento feminista. Estamos haciendo historia”.

Comentarios