fbpx
11.7 C
La Plata
viernes 30-09-2022

La comunidad de la Secundaria 31 expresó su rechazo al traslado

MÁS NOTICIAS

La histórica sede de 46, e/ 2 y 3 está cerrada por sus pésimas condiciones edilicias y ahora el gobierno de la Provincia dispuso mudarla a otro edificio en Los Hornos que, según aseguran docentes y familias, representa un verdadero trastorno

La escuela secundaria N°31, ex Comercial San Martín, es una de las escuelas públicas históricas de La Plata. Tras años de deterioro y múltiples falencias edilicias, el gobierno provincial decidió cerrarla en 2020. Con miras al comienzo del ciclo lectivo 2022, la Dirección General de Cultura y Educación dispuso que las clases se lleven a cabo en el Seminario Menor de Los Hornos, propiedad del Arzobispado de La Plata, que está ubicado a 81 cuadras de la escuela.

En lo que respecta a la comunidad educativa, esta rechaza la decisión y advierte que una vez que empiezen las clases -aún no comenzaron allí- habrá múltiples complicaciones para docentes, estudiantes y familias. Es por ello que este mediodía decidieron hacer una clase pública y corte frente a la sede del establecimiento, ubicado en 46, e/ 2 y 3, para visibilizar su reclamo.

En diálogo con Pulso Noticias, Romina Avogadro, jefa del departamento de Ciencias Sociales de la escuela y docente a cargo de varios cursos, contó la situación que atraviesan: “Estamos acá para pedir el comienzo de la obra que está prometida hace un montón y nunca se concretó. Nuestra escuela tiene problemas edilicios que arrastra desde hace años, inconvenientes con el gas, luz, agua, techos y otros. Desde 2018 venimos pidiendo que se ocupen. Cuando llegó la pandemia no hizo más que complicar la situación”.

Dias antes del inicio de clases, las autoridades educativas decidieron -unilateralmente, sin consentimiento, ni previo aviso- que mudarían la escuela a una sede religiosa de Los Hornos. “Le avisaron al equipo directivo que la escuela va a empezar a funcionar en un lugar cuya distancia es mayor a 8 Km, lo cual no es lo apropiado”, señaló Avogadro.

A propósito de cuáles son los trastornos que esta nueva situación generará, explicó: “Sabemos que esto va a traer muchos inconvenientes en el traslado de los chicos. Es un gastadero de recursos infinitos desde alquilarle el espacio al Arzobispado, poner diez micros en cada turno para los chicos solamente; generar una incompatibilidad horaria para los docentes. Lo único que nos dicen es que es la única opción. Están póniendo un montón de plata en acondicionar este lugar en vez de invertirla en la obra que deberían hacer y nunca arrancó”.

Asimismo, otra de las consecuencias que se temen es que baje notablemente la matrícula de la escuela, hoy compuesta de aproximadamente mil alumnos y alumnas: “Esto nos va a traer una pérdida importantisima porque nadie quiere que los chicos estén paseando dos horas para tener como mucho dos horas y media de clase. Van a estar viajando más de lo que van a estudiar”, señaló Romina, al tiempo que advirtió: “Tememos que la escuela no vuelva a abrir”.

“Vinimos a pedir explicaciones. La jefa distrital y el inspector general nos nos dieron más explicación que decir que no hay otros edificios en la zona que cumplan con los requisitos que necesitamos. Nosotros sabemos que no es así, hemos averiguado por otros lugares y están disponibles. La semana pasada nos autoconvocamos en la jefatura distrital para entregar una nota solicitando una explicación, pero no nos recibieron. Las cosas se deciden así, arbitrariamente”, concluyó.

Somos un medio de comunicación cooperativo que se conformó luego de los despidos ilegales en el diario Hoy y en la radio Red 92 de La Plata, sucedidos a principios de 2018.
Sin laburo y con la intención de mantener nuestros puestos de trabajo, un grupo de periodistas, correctorxs, fotógrafes, locutorxs, productorxs audiovisuales y diseñadorxs decidimos organizarnos de forma colectiva.

spot_img