Sin posibilidad de interpelar a Garro, la oposición sesionó en minoría

La ausencia del bloque de Juntos impidió generar el quórum necesario para que el Concejo Deliberante pudiera tratar la interpelación al Intendente. “Buscan invisibilizar lo que está ocurriendo”, afirmó la oposición y acusó al Jefe Comunal de defender los intereses de empresarios del sector inmobiliario

La sesión especial del Concejo Deliberante convocada este viernes 31 para tratar cuatro expedientes, entre los cuales se encontraba el pedido de interpelación al intendente Julio Garro, finalmente se frustró ante la ausencia completa del bloque de Juntos, que decidió no dar quórum para que la reunión pudiera realizarse.

En ese marco, la bancada del Frente de Todos (FdT) colocó globos en los sillones vacíos del oficialismo y pidió realizar una reunión en minoría -como establece el artículo 85 de la Ley Orgánica de las Municipalidades- para realizar su descargo ante esta situación.

De esta forma la oposición sesionó en soledad, frente a la escucha de la única concejala oficialista presente en el recinto, Romina Marascio, quien quedó a cargo de presidir  la sesión como vicepresidenta primera del cuerpo.

Cabe recordar que el FdT había pedido la sesión especial para tratar cuatro proyectos: el pedido de interpelación al Intendente; la constitución de una Comisión Investigadora de su accionar; una Comisión Especial Ad Hoc para esclarecer la participación de miembros del CUOT (Consejo Único de Ordenamiento Territorial) y un pedido de informes al Departamento Ejecutivo.

Estas iniciativas estuvieron motivadas por la difusión pública del video en el que se lo ve al Jefe Comunal platense junto al ex ministro de Trabajo Marcelo Villegas, empresarios del sector inmobiliario, legisladores y dirigentes de la región reunidos para presuntamente promover el “armado de causas judiciales” a dirigentes sindicales.

Si bien el pedido de la oposición era que la sesión especial se llevase a cabo este jueves 30, la misma fue convocada para este viernes 31 a las 15:30, a menos de 9 horas del cierre del año.

“Nosotros y nosotras como bloque pecamos un poco de inocentes, pensamos que había una posibilidad de tramitar esto institucionalmente, que las reglas del Concejo nos daban la posibilidad de discutir y que el intendente dé la cara. Hasta hoy pensábamos que podía pasar”, afirmó la concejala Ana Negrete, y remarcó: “Juntos tiene un esquema, un guión, que está pensado para que nos acostumbremos a que este guión no se puede cambiar. Nosotros no nos vamos a acostumbrar”.

Por su parte, el edil Luis Arias aseguró que la reunión que se ve en los videos difundidos: “no tenía en miras satisfacer el interés público. Julio Garro no estaba sentado ahí para analizar la situación tremenda de abandono en la que se encuentra la ciudad de La Plata. Estaba ahí para defender los intereses del sector inmobiliario, del sector empresario que se quejaba porque la acción de los sindicatos afectaba su rentabilidad. El intendente estaba allí en función de los intereses de los empresarios y no de la ciudad. Es una desviación en el ejercicio de sus funciones muy grave”.

En tanto, la concejala Paula Lambertini expresó: “Este es un hecho que lesiona la democracia, los principios constitucionales. El pedido de interpelación al intendente, que era el objetivo que nos había reunido acá, no podrá ser aprobado. Esto implica que vamos a pedir sesiones especiales hasta que este pedido sea aprobado, porque el Intendente tiene que dar explicaciones”.

“El sentido de lo que planeaban ahí (en referencia a la reunión que muestra el video) no era sólo perseguir dirigentes sindicales. El sentido era imponer un modelo de negocios, ese era el sentido”, y vinculó ese hecho con las polémicas rezonificaciones votadas por el oficialismo en la última sesión del año.

La última en hablar fue la presidenta del bloque opositor, Yanina Lamberti, quien aseguró: “Generar una comisión investigadora es como mínimo el primer paso institucional que deberíamos haber dado como respuesta. Y una salida también para este Municipio si verdaderamente creen que acá está todo limpio y con lo que pasó ahí no tienen nada que ver. Si esa fuera la verdad, aquí deberían estar los concejales y concejalas de Juntos, y eso no ocurre. Pusieron la reunión un 31 de diciembre para invisibilizar lo que está ocurriendo”.

Comentarios

- Advertisement -