Villegas y Balcedo: un vínculo con “cláusula gatillo”

La revelación de la AFI sobre la existencia de una “mesa judicial” para perseguir a líderes sindicales lesiona gravemente la calidad democrática y requiere una urgente actuación de la Justicia para que eche luz sobre los hechos acontecidos. Ahora bien, a río revuelto, ¿ganancia de pescadores? ¿Cuáles eran los lazos que unían a Marcelo Balcedo con el exministro Marcelo Villegas? ¿Cómo era su relación con el gobierno de María Eugenia Vidal y Julio Garro? Lejos está el extitular del Soeme de ser un perseguido político, como intentó definirse

Tras la denuncia llevada adelante por la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), y luego de la revelación del video donde se observa al exministro de Trabajo Marcelo Villegas comandando la persecución contra dirigentes sindicales, el ex titular del Soeme, Marcelo Balcedo, intentó ubicarse en el lugar de víctima.

En la denominada #MesaJudicialBonaerense, se ven sentados a integrantes del poder ejecutivo, legislativo, de los servicios de inteligencia, junto a sectores del empresariado local, en sintonía con jueces y fiscales, en una trama que lesiona gravemente la calidad democrática. La escena se vuelve dantesca cuando el exministro Villegas refiere que tendría su propia #Gestapo para barrer a los líderes gremiales.    

La revelación de la AFI requiere una urgente actuación de la Justicia para que eche luz sobre los hechos acontecidos. Ahora bien, a río revuelto, ¿ganancia de pescadores?

Balcedo, dueño del diario Hoy y la radio Red 92, hoy está preso en su mansión de Uruguay por articular una asociación ilícita. En octubre de 2020, firmó un acuerdo con la Fiscalía en el que se reconoció culpable de lavado de activos, contrabando y tráfico internacional de armas. Su esposa Paola Fiege, reconoció haberlo asistido en la maniobra. Con la firma del acuerdo, Balcedo debió entregar US$ 4.000.000 en efectivo, el chalet “Sounión”, un Porsche Panamera, un Chevrolet Camaro, una Range Rover y un Porsche Boxter, valuados los US$ 1.200.000. Y recuperó US$ 2.635.335 que habían sido confiscados por la justicia oriental.

Durante la investigación, el fiscal de Maldonado, Alejandro Machado, había estimado la fortuna del matrimonio en más de US$ 20 millones. Sin embargo, sus empresas siguen entorpeciendo los juicios laborales iniciados por más de cien trabajadores despedidos, que ya llevan más de tres años y no han avanzado prácticamente nada.

Aprovechando el impacto del video, Balcedo emitió en estos días declaraciones en medios nacionales posicionándose como opositor al gobierno bonaerense de María Eugenia Vidal. Pero la historia es muy distinta. Hace tres años Laureano Barrera (periodista de Perycia) y Ezequiel Franzino (Pulso Noticias) emprendieron una investigación que radiografió al Clan Balcedo. Allí quedó plasmado cuál fue la verdadera relación entre el exsecretario general del Soeme y Villegas.

Lejos de ser un perseguido político, como intenta definirse, el diario Hoy apoyó abiertamente la candidatura de Vidal a la gobernación bonaerense y la de Julio Garro a la intendencia. En esos primeros tiempos, conoció muy bien al ministro de Trabajo de la provincia, Marcelo Villegas. “Según recuerda un empleado del Soeme, el sindicalista le había explicado al ministro la ‘cláusula gatillo’ dibujándosela en un pizarrón. Villegas la presentó como idea propia y logró destrabar las negociaciones con los docentes en 2016. La idea le había sumado al ministro varios porotos con la gobernadora Vidal”, señalan los periodistas de Perycia y Pulso. Luego, las diferencias por el dinero de las pautas publicitarias los distanció.

Allí también se relatan los vínculos con el intendente de La Plata, Julio Garro (otro de los miembros de la Mesa Judicial) además de un sinnúmero de situaciones de precarización y maltrato laboral sufridas por los trabajadores de su multimedio, así como las negociaciones que intentó entablar con el entonces gobierno provincial para firmar una paritaria a la baja a cambio de cobrar una deuda que el estado municipal tenía con su diario.

Las plumas de los cronistas permiten recorrer esas historias a partir de los relatos de múltiples fuentes, sin dejar de lado momentos tragicómicos del Clan, dignos de una serie de Netflix.

Leé la nota completa: LA DOBLE ERNESTINA

Comentarios

- Advertisement -