Trabajadoras judiciales exigen un protocolo para casos de violencia de género

Organizadas en una agrupación, este mediodía realizaron una radio abierta en los tribunales de Calle 13 y allí mostraron estadísticas y testimonios de empleadas que describieron los diferentes modos de violencia que sufren en su trabajo

Este 25 de noviembre es el Día Internacional de la Eliminación de las Violencias contra las Mujeres y fue el marco elegido por la agrupación “Colectiva de Trabajadoras Judiciales” para a través de una carta, pedir a la Suprema Corte de Justicia de Buenos Aires (SCBA) y la Procuración, la creación de un Protocolo de actuación para los casos de violencia de género laboral en el ámbito del poder judicial.

Las trabajadoras realizaron una radio abierta durante el mediodia en la puerta del Palacio de Tribunales ( 13 entre 47 y 48), donde se leyeron algunos datos y los testimonios de compañeras empleadas del poder judicial. En el pedido a las autoridades también está la creación de un área especializada en genero que se ocupe – entre otras cuestiones- de abordar esta problemática.

Para la presentación realizada este mediodía, se adjuntaron dos trabajos de investigación que contiene un detallado análisis sobre la violencia de género que se sufre en el mencionado ámbito laboral.

Datos

Las trabajadoras realizaron una encuesta donde se recibieron 267 formularios de empleadas, funcionarias y magistradas pertenecientes a distintos fueros y departamentos judiciales.

A través del análisis de esas respuestas puede concluir que un un 95% de las encuestadas sufrió al menos un tipo de violencia de género en el ámbito laboral; así como el 77% de las víctimas que no realizaron denuncias, no lo hicieron por “desconfianza en el sistema, miedo a que no le crean, temor a represalia o desventaja laboral”, expresan respecto a algunas conclusiones.

Por otra parte, se expresó que en el 88% de los casos denunciados el agresor no recibió sanción ni fue trasladado; y en contraposición a esto, el 23% de las víctimas tuvo la necesidad de pedir licencias y el 55% pidió un traslado o pensó en renunciar.

Testimonios

En el comunicado de prensa resaltaron que la mayor parte de los testimonios dieron muestras de las falencias del sistema vigente: “Con una compañera, ambas violentadas desde hace diez años, recurrimos al área de personal y la única solución que nos dieron fue que nos busquemos otro lugar para trabajar”, expresó una trabajadora en una de las respuestas del trabajo de investigación.

Otra empleada judicial agregó: “En la oficina de personal te revictimizan. Abusan de la burocracia para cansarte. Una compañera directamente renunció. A mí me sugirieron buscarme otro lugar para trabajar”.

“A pesar de sufrir malos tratos constantes por parte de mi superior, no denuncie ni denunciaría, porque siempre pasa lo mismo, te trasladan de dependencia, menoscaban tus tareas y te perjudican en la carrera judicial”, dijo otra.

Para finalizar el comunicado, la colectiva de trabajadoras judiciales señaló: “Consideramos que es evidente un urgente cambio en el abordaje de las violencias en el ámbito laboral” y finalizaron: “El descreimiento de las víctimas en el sistema imperante y la falta de medidas conducentes a transformar esta situación beneficia a la impunidad y a la reproducción de estas prácticas por parte de los operadores denunciados”.







Comentarios

- Advertisement -