Con pañuelo naranja, surge una nueva campaña

Es por la separación de la Iglesia y el Estado. Se suma a las luchas identificadas con los pañuelos violetas del feminismo, los verdes por el aborto legal, seguro y gratuito y a los celestes que identifican a los grupos “provida”

Los partidos políticos suelen identificarse con colores. Es algo natural para encontrar una identidad y que los votantes asocien los colores a determinadas ideas fácilmente.

No obstante, en este contexto, últimamente los distintos colores puestos en pañuelos surgen como una manera de identificar a las luchas sociales. Es así como las mujeres eligieron el color violeta para las marchas de “Ni Una Menos” y para identificar rápidamente el feminismo. A su vez, el verde se asocia al aborto legal, seguro y gratuito, mientras que el celeste es el elegido por los que dicen estar “a favor de la vida”. Pero, claro, esto no es de ahora: Madres y Abuelas de Plaza de Mayo llevaron y llevan el pañuelo blanco en la incansable búsqueda de hijos y nietos desaparecidos durante la dictadura militar.

En este contexto, este sábado, Verónica Llinás y Catherine Fulop participaron del programa Podemos Hablar, en Telefe. Ambas son reconocidas por su apoyo a la lucha por el derecho al aborto legal. Pero además lucieron pañuelos naranjas.

El pañuelo naranja, que están usando las actrices y cientos de jóvenes, cobró fuerza en los últimos meses y se extendió en las redes, por ejemplo en un grupo de Facebook denominado Campaña Federal para la Separación Estado/Iglesia. También hay pañuelos de color negro, puesto que hay un sector de la campaña que eligió ese color ya que el naranja fue utilizado por la Iglesia Católica para oponerse a la Ley de Matrimonio Igualitario.

A inicios de este año el jefe de Gabinete, Marcos Peña, reveló que el sueldo de un obispo es de más de 40.000 pesos según el caso, lo cual generó bastante repercusión nacional. Estos están avalados por la Ley 21.950 sancionada en marzo de 1979 que obliga al Estado a pagarle un sueldo equivalente al 80% de la remuneración de un juez de primera instancia. Pero esa normativa fue avalada por los gobiernos posteriores.

Además hay “aportes indirectos”, relacionados con todo tipo de exenciones impositivas, subsidios a las escuelas y colegios confesionales, y un gigantesco patrimonio en inmuebles públicos cedidos por distintos gobiernos.

La consigna por la separación de la Iglesia del Estado se sintió fuerte el pasado 13 de junio, y se empieza a extender entre miles de mujeres y jóvenes.

El pañuelo blanco es el más emblemático. Pertenece a Madres y Abuelas de Plaza de Mayo

Comentarios