Aportes truchos: Stanley y un “error” que la compromete

La ministra de Desarrollo Social de la Nación, Carolina Stanley

La ministra de Desarrollo Social intentó desvincularse de la causa de aportantes irregulares en las campañas 2015 y 2017 de Cambiemos, con una justificación, en todo caso, insólita, y admitiendo las fallas en los controles oficiales

El oficialismo jamás imaginó que la investigación hecha por Juan Amorín para El Destape Web, en donde descubrió una red ilegal de aportantes truchos para las campañas de Cambiemos en 2015 y 2017 originaría un descalabro al interior de la alianza de gobierno, afectando uno de los principales aspectos que siempre intentó resguardar, como es el de la honestidad y la transparencia.

Ayer, en una nota brindada al programa que Jonatan Viale posee en la CNN en Español, la ministra de Desarrollo Social de la Nación, Carolina Stanley, consideró como un “error” que se hayan incluido cientos de personas indigentes o que reciben planes sociales como aportantes en las campañas del oficialismo.

Cuando se consultó a la funcionaria nacional sobre por qué aparecen tantos nombres de adjudicatarios de planes sociales que ella debe controlar y supervisar indicó que “la Justicia es la que debe investigar y certificar si hubo algún error de nuestra parte”, a la vez que resaltó “ahora será la auditoría y los jueces quienes deban dar las respuestas necesarias a la sociedad sobre si se cometió un ilícito o no en estos casos, pero para mí es claro que fue un error”.

Stanley, que es una de los personas que suena como posible compañera de fórmula de Mauricio Macri para una eventual reelección el año que viene, cae de esta manera en los mismos vicios de la vieja política, es decir, en intentar desviar el eje de la atención y su responsabilidad del tema pateando la pelota a la tribuna, buscando ganar tiempo y que con el correr de los días y la semana la noticia deje de estar en los titulares de los diarios y así la sociedad se olvide del suceso.

Los aportes truchos a las campañas del oficialismo superan por el momento los 40 millones de pesos, apareciendo incluso afiliados a partidos de izquierda como el Partido Obrero o militantes del Suteba como aportantes de Cambiemos, lo que ha generado una catarata de indignación y reprobio por parte de una buena parte de la sociedad que exige cambios sustanciales en la forma de hacer política.

Comentarios