Realizan un mural “escrachando” al cura Sidders, acusado de abuso sexual

La pintada apareció esta tarde en la esquina de 44 y 5. Sidders está en prisión domiciliaria en la localidad Pilar tras ser procesado en una causa por abuso sexual infantil mientras era párroco del Colegio Vicente de Paul de La Plata

Desde Pulso Noticias venimos informando durante los últimos años la causa y denuncias de abuso sexual contra el cura Raúl Sidders. Tal como se conoció hasta el momento, fue párroco de la escuela San Vicente de Paul de la ciudad de La Plata y actualmente se encuentra en prisión domiciliaria a la espera de juicio.

Un grupo de muralistas, y activistas contra el abuso clerical y la “separación Iglesia y Estado” realizaron esta tarde de jueves un mural de escrache a Sidders, en la intersección de calles 5 y 44 de La Plata.

En la pintada se puede reconocer la barba blanca de Sidders, su cara y la sotana de cura. La inscripción en el mural expresa su nombre y apellido y agrega: “denunciado por abuso, beneficiado con prisión domiciliaria”. Como título, desde la esquina también se puede leer, “Desde el Vaticano a La Plata, basta de curas violadores”.

Los últimos días del mes de septiembre, el juez de Garantías Agustín Crispo elevó a juicio oral la causa contra el ex capellán Raúl Anatoly Sidders, acusado de “abuso sexual gravemente ultrajante” y “corrupción de menores agravada”. Así hizo lugar al pedido del fiscal Álvaro Garganta, quien aseguró que cuenta con “elementos suficientes” como para que el expediente sea elevado a debate público. El fallo aún no se encuentra firme, ya que la defensa del cura tiene la posibilidad de apelar la resolución ante la Cámara.

Por su parte, durante los últimos días, los defensores del párroco solicitaron la excarcelación.

Sidders fue denunciado por Rocío, una joven que cursó sus estudios primarios y secundarios en la mencionada escuela de barrio Hipódromo, quien relató los múltiples abusos cometidos sobre ella entre 2004 y 2008 cuando asistía a dicha institución y tenía en ese momento 11 años.

Comentarios

- Advertisement -