El Hospital San Martín sufre las consecuencias de décadas de desinversión

A pesar de la reciente reinauguración del pabellón D’Amelio, tras una década sin funcionar, todavía cuenta con áreas inhabilitadas y los profesionales advierten por la falta de mantenimiento, la escasez de personal y problemas con los insumos. Convocan a la población a un abrazo al nosocomio

El Hospital Interzonal General de Agudos José de San Martín está considerado como la institución pública de alta complejidad más importante de la Provincia. Aún así, y a pesar de que en las últimas semanas se logró rehabilitar un pabellón que estuvo diez años cerrado, los profesionales del mismo advierten por la falta de mantenimiento, la escasez de personal y problemas con los insumos.

Por esta razón, convocaron desde el gremio Cicop a la población a realizar un abrazo simbólico hoy a las 10 al edificio central, en “defensa de la salud pública” y contra la “falta de presupuesto” del sistema sanitario.

“La Salud pública está muy deteriorada no solamente aquí en La Plata, sino en todo el país. No es una cosa nueva, esto viene de hace varios años. Lamentablemente se ha ido deteriorando en los últimos 15 años, podríamos decir, porque se ha invertido muy poco”, señaló a Pulso Noticias la jefa de Terapia Intensiva del hospital, Rosa Reina.

A la hora de enlistar los escollos con los que se encuentra en su trabajo diario, explicó: “Hay problemas con los insumos, con la tecnología, y con el plantel. Lamentablemente el plantel de los profesionales médicos, enfermeros, kinesiólogos, entre otros, se ve reducido. La carga de trabajo es cada vez mayor. La cantidad de gente que va a los hospitales públicos se ha incrementado debido a los problemas económicos y esto hace que la demanda sea cada vez más grande”.

En esa línea, el médico del Hospital y secretario gremial de Cicop Pablo Maciel afirmó que “todos los días hay listas quirúrgicas interminables, meses de espera para turnos de todo tipo, quirófanos cerrados por falta de mantenimiento, guardias colapsadas y con espera de más de dos horas, falta de insumos, calderas rotas en pleno invierno, residentes sin aportes jubilatorios y con jornadas laborales de más de 80 horas semanales, profesionales becados que siguen sin pasar a planta permanente y salarios que se encuentran debajo de las necesidades, y la lista sigue”.

Reformas que no alcanzan

Las décadas de desinversión y la situación actual que describen los profesionales hacen que los últimos avances queden con sabor a poco. En particular, la finalización de las obras y la reinauguración realizada la semana pasada del pabellón D’Amelio, que había sido clausurado hace diez años por el estado avanzado de deterioro, permitió a la institución recuperar 62 camas que serán utilizadas para internación quirúgica. Se trató de una inversión de 60 millones de pesos.

Sin embargo, Reina recordó que “el otro pabellón que se tuvo que cerrar es el de cuidados críticos de quemados, siendo que el hospital tiene el único centro de referencia de grandes quemados de la Provincia. Ha llegado a tal estado de abandono y deterioro que se tuvo que cerrar. Los pacientes del servicio de quemados van al pabellón de terapia intensiva, del cual soy jefa de sala”. En ese caso, las obras de renovación completa tardarán no menos de un año y medio y demandarán una inversión de 80 millones de pesos.

“El hospital está bastante deteriorado, hace muchos años que no se invierte. No se han hecho arreglos ni mantenimiento”, afirmó la profesional. Prueba de eso es que la semana pasada la institución se quedó durante siete días sin la caldera para calefaccionar buena parte de las salas, hasta que el sábado fue reemplazada por una nueva, ya que la anterior no tenía arreglo.

Por su parte, Maciel recordó que en el mes de mayo se tuvo que cerrar la sala de recuperación y nutrición del sector de Neonatología del nosocomio por las filtraciones y las inundaciones que se produjeron a raíz de las lluvias. De todas formas, la situación del San Martín no es distinta al del resto de las instituciones hospitalarias de la ciudad y de la Provincia, según vienen denunciando los profesionales.

“Lo que vamos a hacer en La Plata (con el abrazo de hoy) es muy similar a lo que se hizo en el Hospital El Cruce de Florencio Varela, por eso llamamos a toda la población para demostrar que todos queremos el hospital público y la salud pública”, sentenció Reina.

Comentarios

- Advertisement -