Piden que las reformas en las Fuerzas Armadas vayan al Congreso

Los principales dirigentes de la oposición salieron a exigir que los cambios que el Gobierno pretende llevar adelante en las fuerzas militares sean abordadas en el Parlamento, y no a través de un decreto

Luego del anuncio del presidente Mauricio Macri sobre la reestructuración de las Fuerzas Armadas y su eventual intervención en la seguridad interior, desde la oposición salieron rápidamente a exigir que el tema sea debatido en el Congreso, para que puedan ser consideradas críticas y modificaciones.

Macri anunció ayer desde Campo de Mayo una serie de cambios en las Fuerzas Armadas, entre los que se incluye que “puedan colaborar con la seguridad interior”, uno de los puntos que generó fuertes críticas desde distintos sectores de la sociedad, que alertan sobre los riesgos.

Dirigentes políticos y organismos de Derechos Humanos cuestionaron tanto el contenido del anuncio como la manera en que se deciden llevar adelante los cambios. Para algunos sectores la norma es inconstitucional, ya que el Congreso debería aprobar los cambios que pretenden implementarse.

“Involucrar a las Fuerzas Armadas en seguridad interior exige la modificación de tres leyes piramidales de la democracia argentina: Defensa, Seguridad Interior e Inteligencia. Sin ello, es ilegal. Por lo tanto el debate debe pasar por el Congreso de la Nación”, reaccionó el presidente del bloque de diputados del Frente para la Victoria (FPV) y exministro de Defensa, Agustín Rossi, tras conocerse el anuncio.

“Grave error de Macri comprometer a las FFAA en la seguridad interior. Argentina tiene un espacio terrestre y marítimo enorme, repleto de recursos por proteger. Necesitamos una política de Defensa Nacional que garantice nuestra soberanía, independencia e integridad territorial”, señaló el senador nacional Fernando “Pino” Solanas en su cuenta de Twitter.

“Si quieren reformar las Fuerzas Armadas y derogar las leyes existentes, que vengan a discutirlo al Congreso”, expresó el diputado del Frente Renovador, Felipe Solá.

El referente del Frente de Izquierda (FIT), Néstor Pitrola, sostuvo que el decreto representa “una alteración del régimen político por vía de un decreto” y es “una maniobra que consiste en enviar miles de efectivos del Ejército y la Armada a las fronteras a cumplir las funciones de la Gendarmería, cuyas fuerzas serán volcadas al control social interno, es decir a la represión al movimiento popular”.

Comentarios