Huelga Mundial por el Clima: masiva movilización en la región

La manifestación que se llevó adelante en distintos países y ciudades del planeta tuvo su expresión a nivel regional, esta tarde, en La Plata. A la par de las consigas que se promovieron en el país y el mundo, se levantaron las banderas de las problemáticas que afectan a la capital bonaerense y las ciudades vecinas

Esta tarde cientos de miles de personas se manifestaron a lo largo y a lo ancho del mundo en lo que se denomina la Huelga Mundial por la Crisis Climática, una expresión callejera nacida en 2019. Ese año la activista Greta Thunberg inspiró a que jóvenes de todo el mundo salgan a advertir a los gobiernos sobre la gravedad de la situación socioambiental y sus consecuencias irreversibles, en lo que fue la movilización por el clima más multitudinaria de la historia.

En nuestra región, cientos de vecinos de La Plata, Berisso y Ensenada se movilizaron por la calles del centro de la capital porvincial, en una marcha que  comenzó en 12 y 54 (frente al edificio donde funciona el OPDS), se trasladó hacia Plaza Italia y desde allí hasta Plaza San Martín.

La Coordinadora Basta de Falsas soluciones de La Plata, Berisso y Ensenada había lanzado una fuerte convocatoria previo a la movilización, llamando principalmente a los jóvenes. En ese sentido pusieron de relieve distintas problemáticas que hoy están presentes en la región.

“El gobierno provincial y los gobiernos municipales dan aval a que empresas como COPETRO contamine barrios enteros, o que el Frigorífico Gorina y el barrio privado Grand Bell contaminen al Arroyo Rodríguez”, señalaron por medio de un comunicado. También indicaron “la mala administración que llevan a cabo las autoridades respecto de los espacios públicos haciendo negocios a su antojo con nuestros parques, plazas, el anillo de circunvalación, como la poda arbitraria que sufre el humedal Génova”.

“Consideramos que preservar el poco verde que aún sobrevive en esta ciudad es de vital importancia para enfrentar el inminente aumento de temperatura o los futuros aluviones de lluvia, por eso exigimos que se respete la opinión y voluntad de los ciudadanos a la hora de tomar decisiones del espacio que habitamos”, reclamaron.

 “Queremos llenar las calles porque sabemos que es la única forma de hacer visibles nuestros reclamos contra las empresas contaminantes y los gobiernos que favorecen la destrucción del planeta que se viene llevando adelante”, indicaron a través del documento.

La marcha que se desarrolló en La Plata no estuvo desconectada de las demandas que se vienen manifestando por parte de distintas organizaciones y militantes socioambientales a nivel nacional como el freno a la Ley de Hidrocarburos, las denuncias por el acuerdo para la instalación de megafactorías de carne de cerdo para China, el desarrollo de la megaminería en varias provincias y la falta de reglamentación para la protección de los recursos naturales como la “cajoneada” Ley de Humedales.

La Coordinadora regional está conformada por Músicos indignados e inundados Platenses, la Asamblea Vecinal de Villa Elvira, Ambiente en Lucha, Vecinos Contaminados Berisso-Ensenada-La Plata, la Asamblea Vecinal Barrio Norte, Asamblea de Inundados Tolosa, Preservando Hudson, Humedales La Plata, Berisso y Ensenada, Fridays for future La Plata, Acción Ecológica Anticapitalista-Nuevo MAS, la Red Ecosocialista del MST, Tribuna Ambiental, la Juventud del PTS, XR La Plata, la Coordinadora Estudiantil Independiente de Secundarios (CEIS) y la Secretaría Ambiental de la FULP.

Contra los “atrevidos”

En 2020 el mundo se vio limitado para llevar adelante acciones masivas en la calle, sin embargo, las actividades extractivistas se han mantenido y las emisiones de gases de efecto invernadero recuperaron a su ritmo habitual, retornando a los niveles de 2019.

Por ello, el pasado miércoles Greta Thunberg llamó a otra huelga por la crisis climática advirtiendo que “la emergencia no ha desaparecido con la pandemia”. “La gente se está despertando, es consciente de que algo no va bien, y eso lo encuentro esperanzador, pero los gobiernos y las empresas no están haciendo lo suficiente”, expresó la activista sueca.

Comentarios

- Advertisement -