Desmantelaron el camping del Soeme en Punta Lara

Ante el vencimiento de la concesión del predio, la Municipalidad avanzó en su desmonte, con la intención de liberar la costa y continuar el desarrollo del Parque Costero. Otra consecuencia del ocaso del imperio de los Balcedo

Desde que el exsecretario general del Sindicato de Obreros y Empleados de Minoridad y Educación (Soeme), Marcelo Balcedo, cayó preso junto a su esposa en Uruguay a principios de enero, a raíz de la causa que se le sigue por lavado de dinero, el imperio económico que había construido durante más de veinte años comenzó a venirse abajo cual castillo de naipes.

El gremio fue intervenido inmediatamente tras la detención, y se efectuaron múltiples allanamientos en propiedades vinculadas al empresario sindicalista y sus laderos. Cabe recordar que estaba siendo investigado desde 2015 por la sospechosa extracción de más de 50 millones de pesos del sindicato entre 2012 y 2013, y las maniobras para lavar ese dinero se habrían realizado a través de operaciones con autos de lujo.

Desde que se inició la intervención del Soeme, a cargo de Conrado Reinke (un hombre cercano al Ministro de Trabajo de la Nación, Jorge Triaca), comenzó un proceso de revisión y saneamiento de las cuentas del mismo, pero el funcionario no parece haber tenido en sus planes la continuidad del predio de Punta Lara donde se erigía el camping del gremio, visitado por un centenar de personas durante los fines de semana veraniegos.

El mismo contaba con una decena de empleados, dos piletas, duchas y acceso a la costa. Este fin de semana las topadoras avanzaron sobre lo que quedaba de la estructura del mismo, ya que el alambrado perimetral había sido quitado hace algunas semanas. La razón, según explicaron desde la Municipalidad de Ensenada que conduce Mario Secco, es que el gremio dejó de pagar el canon de la concesión, por lo que la misma quedó vencida.

“A partir del vencimiento de la concesión del predio, el municipio esperó un tiempo prudente para llevar adelante las acciones correspondientes. Luego de un mes y medio, se notificó a la parte involucrada, que acudió al lugar para retirar todos los elementos que le pertenecían”, afirmaron fuentes de la comuna.

Asimismo, aclararon: “En consecuencia, el Municipio procedió a desmontar el predio para continuar con la política de liberar la costa de Punta Lara y desarrollar el Parque Costero, que es un espacio de libre acceso con mesas, bancos, fogones, baños públicos, luminaria y especies arbóreas”.

El mismo proceso de desmonte que sufrió el camping es apenas otra de las consecuencias de la detención de Balcedo. Previamente también fueron prácticamente desmantelados buena parte de la estructura de medios de comunicación que el sindicalista dirigía: el Diario Hoy y la Red 92. Alrededor de 120 empleados de ambos medios fueron despedidos en febrero por Myriam Renée Chávez de Balcedo, su madre, quien quedó a cargo tras los sucesos ocurridos en Uruguay.

Los despidos fueron acompañados por el cierre de numerosas áreas del medio, como el estudio audiovisual, todo el sector de fotografía, y la puesta en venta de todas las emisoras de la radio (que además se quedó sin ningún tipo de servicio informativo). También hubo despidos en la planta gráfica que imprime el periódico y hubo una reducción drástica de la cantidad de ejemplares que edita.

Los exempleados del medio de comunicación continúan reclamando el pago de los salarios adeudados, ya que la empresa los despidió sin abonar los sueldos de enero, febrero y marzo, y sin ningún tipo de indemnización.

Comentarios

- Advertisement -