“La Plata está planificada para los intereses de los empresarios”

“El tratamiento de la basura ha sido, y sigue siendo, uno de los nichos de mayor rentabilidad en la ciudad. Privatizado desde el Gobierno de Julio Alak, ninguna de las siguientes gestiones cuestionó este negocio, al contrario, lo han sostenido y profundizando”, expresó en una Nota de Opinión la precandidata de la izquierda Luana Simioni.

Por Luana Simioni *

En la ciudad de La Plata el “negocio de la basura” está en manos de un puñado de empresarios, que gracias a los distintos gobiernos municipales, se llevan gran parte del presupuesto.

Actualmente, la empresa encargada del servicio de recolección es la cuestionada Esur, con una concesión millonaria que se lleva entre un 20 y 25 por ciento del presupuesto municipal, y ni siquiera garantiza toda la limpieza de la ciudad. Sin ir más lejos, en 2018, con las firmas de Julio Garro (JxC) y Oscar Negrelli (ex ARI), el gobierno municipal renovó por decreto el contrato de esta empresa por 9 años más, sin ninguna evaluación crítica sobre el servicio prestado.

Entre los sectores más perjudicados con esta política están las y los cooperativistas, miles de trabajadores y trabajadoras que las empresas contratan bajo condiciones de absoluta precarización laboral, con sueldos de miseria, sin aportes previsionales ni cobertura de salud. Y que el municipio avala, otorgando recursos a esas empresas y manteniendo esas condiciones de tercerización.

Son los vecinos de la periferia platense y de los barrios informales, quienes deben convivir con las consecuencias sanitarias y ambientales de los basurales a cielo abierto, ya que no están incluidos dentro de las cuadrículas de recolección que la empresa establece.

Contra esta realidad hay en la ciudad un movimiento ambiental muy importante, organizado en asambleas de vecinos y encabezado por jóvenes, que vienen denunciando la contaminación en los arroyos, los basurales, la liquidación de los humedales, y de los reservorios, en una ciudad que ya demostró ser inundable.

La Plata es una ciudad planificada para la especulación inmobiliaria y los intereses de un puñado de empresarios, donde el problema del tratamiento de los residuos está visto desde esa lógica capitalista y no del cuidado del ambiente. Para que deje de ser un negocio contaminante es necesario transformarlo en un servicio planificado, en el marco de un plan integral y sustentable desde el punto de vista ecológico. Por eso, es imprescindible la estatización del servicio de recolección de residuos, bajo control de los trabajadores y los usuarios.

Foto: Nicolás Braicovich

Luana Simioni es precandidata a 1° concejal platense del Frente de Izquierda Unidad por la lista interna que encabeza a nivel nacional Nicolás del Caño. Además es militante del Partido de Trabajadores Socialistas (PTS) y delegada de ATE en IOMA desde hace 20 años, tiene una activa participación en el movimiento de mujeres y formó parte de la Asamblea de Inundados.

Comentarios

- Advertisement -