“Queremos una política que sea profundamente participativa”

Así expresó Maia Luna como la forma de intervenir para estas PASO, quien junto a Gerardo Jazmín, son precandidatos en una de las listas que lleva como referente a Florencio Randazzo. Ambos estuvieron en la redacción de Pulso en el ciclo Entrevistas en Piso: expresaron sus perspectivas respecto a la realidad que se vive en los barrios de la ciudad de La Plata y contaron sus historias de militancia

Los y las precandidatas al Concejo Deliberante de La Plata siguen participando de la sección de Entrevistas en Piso que se realizan en la redacción de Pulso Noticias. En este caso dos referentes de la periferia de la ciudad: El abogado Gerardo Jazmín y la diseñadora Maia Luna son quienes encabezan la lista de una de las tres opciones para el frente “Vamos con Vos” en la ciudad, que lidera Florencio Randazzo.

En una charla con Pulso Noticias Maia y Gerardo contaron sus propuestas, sus profesiones y explicaron el aporte de sus organizaciones donde participan: Libres del Sur y Alternativa Vecinal Platense.

Pulso Noticias (P.N): ¿Cuales son las propuestas más importantes de campaña para esta lista?

Maia Luna (M.L): Desde Vamos Con Vos traemos la propuesta de Florencio Randazzo que va como diputado nacional. Creemos que en nuestra ciudad, la región y la provincia, se discuta la política que sea profundamente participativa. Creemos que principalmente tiene que haber un Concejo Deliberante que este abierto a la ciudadanía, a la participación, que no define cuestiones que después trascienden a quienes habitamos en la ciudad, sin que siquiera nos demos cuenta. Hoy el Concejo funciona como una burbuja.

Hay muchas problemáticas que creemos que son prioritarias, no solamente que tienen que ver con las desigualdades muy profundas que se viven    la ciudad: hay casi 300 asentamientos, 200 mil personas y 50 mil niños que están sin derechos básicos garantizados. Eso habla de una ciudad que no tiene ningún tipo de planificación social ni económica, que desborda a cualquier gestión, y mucho más si la gestión no tiene la voluntad política de contemplar a todos los sectores, y no solo al casco urbano. Son políticas publicas fuertes las que tienen que ir a ese núcleo de desigualdad, no alcanza con parches, ni con un buen marketing, fotos y propaganda.

Nuestras prioridades tienen que ver con la salud, no solo en pandemia, sino en general. Un derecho básico a una salud integral, acceso para todos los que habitamos la ciudad. Una Dirección de Políticas de Género, siendo que esta ciudad encabeza el ranking de casos de violencia de género y el actual gobierno destina menos del 1% del presupuesto anual a esas políticas que deberían estar revirtiendo esa situación muy grave.

También tiene que haber una prioridad con las cuestiones ambientales. Tenemos un cordón fruticultura, y una posibilidad de hacer crecer desde la economía de nuestra región, contamos con un 43% de pibes que van a comedores que tienen problema de malnutrición, nos parece terrible y es una urgencia que tendría que estar pensando cualquier gestión, Por eso creemos que un Concejo de puertas abiertas nos puede traer los problemas reales que habitamos. Y no lo que muy poquitos creen que son las necesidades de la ciudad.

P.N: ¿De qué manera llega Libres del Sur y Alternativa Vecinalista a sellar una alianza?

Gerardo Jazmín (G.J):    La verdad que veníamos trabajando en todo el territorio de La Plata, con una misma forma de militar que es de afuera hacia adentro, fundamentalmente con un compromiso fuerte hacia los vecinos que hoy por hoy se están sufriendo muchísimas más desigualdades sociales. Y la verdad que nos une la misma vocación de querer transformar la realidad desde la militancia y desde la vocación que tenemos: ninguno de nosotros vive de la política. Asumimos la necesidad de querer transformar a la ciudad porque consideramos de que tienen muchísimos problemas, que quizás la pandemia los ha agravado, pero fundamentalmente nos une la vocación y el compromiso de querer transformar la ciudad.

P.N: ¿Qué diferencia a esta lista de las otras dos listas de Vamos con Vos en la ciudad?

M.L: Creo que una de las principales diferencias con el resto de los compañeros que seguramente de cara de noviembre vamos a estar trabajando juntos, juntas, tiene que ver un poco con esto que venimos haciendo desde hace mucho tiempo, que es no querer hacer carrera política, sino trabajar en conjunto o en representación de un montón de otros vecinos y vecinas que a diario sostienen la militancia y las ideas que llevamos adelante y que esperamos poder transformar en proyectos que se aprueben en el Consejo Deliberante y que después efectivamente funcionen en en la ciudad. Esa organización que hay detrás nuestro es parte de una idea que tenemos de cómo hay que hacer políticas, una política que no presente solamente un candidato para el momento sino que piense proyectos a mediano y largo plazo también. Eso va a exceder cualquier lugar representativo porque hoy nos toca a nosotros o a nosotras, pero también puede ser que otros compañeros en otro momento tengan que ocupar esos lugares, lo que queremos es que el proyecto sea el mismo y que detrás haya esa representación sostenida por una construcción colectiva, una construcción que viene desde abajo y que todos los días, más allá del momento electoral, está trabajando en ese lugar.

P-N ¿Cómo viene siendo los métodos digamos en la campaña, en la interna?

G.J: Venimos trabajando muy bien preocupándonos sobretodo de    llegar a todos los vecinos de la ciudad,    no mirando para los costados, sino mirando en lo que nosotros tenemos que trabajar, en organizar la campaña de estamos muy contentos por el trabajo hecho con muchísima armonía y con muchísima alegría.

M.L: Por supuesto que en eso vemos que está muy clara la desigualdad que hay a la hora de poder llevar las propuestas y visibilizarlas, porque para nosotros poder instalar un pasacalles que muestre la consigno, que hable de una alternativa;    no es lo mismo que lo que le sucede a la gestión que obscenamente, y ahí hablamos de responsabilidad, porque eso se hace con recursos y vemos que en el presupuesto municipal se subejecutan recursos y no se condice con la obscenidad gráfica, que está desarrollando la gestión. Ahí claramente hay una diferencia pero no porque pretendamos hacer eso sino porque nos parece que es una irresponsabilidad y que también el contexto actual amerita que se piensa en las estrategias de llegar a la gente desde otros lugares.

P.N: ¿Cómo ven la gestión actual del gobierno bonaerense y el Gobierno Nacional?

M.L: Nosotros creemos que cuando arrancó este nueva gestión mucha gente estuvo esperanzada de que había un cambio; los cuatro años de macrismo nos dejaron realmente muy complicados en lo económico en lo social, se profundizaron las desigualdades y la pobreza que había, pero no es que arrojaron algo nuevo, en realidad profundizó algo que existía y hoy la pandemia lo pone de manifiesto aún más todavía. A nivel provincial y nacional, aún considerando que ocurrió una situación muy particular que excede a cualquier gobierno y a cualquier país que es la pandemia; y  eso claramente tenía que ser una propiedad y modificó planes, aún así creemos que hay cosas que se podrían haber hecho, que tendrían que haber estado entre esas prioridades y que no hubo la decisión política de avanzar, y eso tiene que ver con la distribución de las riquezas, por ejemplo, con los proyectos que se anunciaron y dos días más tarde se volvieron atrás como puede ser el Impuesto a las Ganancias, la recuperación de algunas fábricas o industrias que eran muy importantes que se anunciaron de hecho y con las que después tampoco se avanzó.

Eso habla de la capacidad o la voluntad de un gobierno de decir ‘vamos a ir por este lado” que fue lo que se anunció y que se anuncia aún desde un relato. Entonces nos parece que hay un montón de cuestiones que se tendrían que poder hacer,  que no son solamente idealistas o utópicas, que eran parte de un proyecto y que no se no se hicieron. Nos quieren meter a todos en “es esto o vuelve Macri” no deja una chance real una alternativa de pensar en elecciones legislativas y que se puede ampliar un abanico de pluralidades en los Consejos deliberantes y las legislaturas provinciales para que se pueda discutir de otra manera cada uno de esos.

G.J: Queda claro que que la situación económica y social de Argentina y de la provincia no es la mejor, que lamentablemente hay un problema estructural, que se agravó en la pandemia. Como manifiesta Florencio no nos tenemos que quedar en la crítica, sino que tenemos que proponer es presente y sobre todo futuro, la sociedad está pidiendo que la dirigencia política se una en una mesa de trabajo para resolver los problemas; no puede ser que los gobernantes se la pasen en un programa de televisión, la mayor parte del tiempo criticando la gestión anterior.

P.N: Una descripción de ustedes y del trabajo que realizan en el caso territorial y vecinalista.

M.L: En Libres del sur tenemos un corazón de nuestra organización que es el frente territorial, que es la organización social «Barrios De Pie. Desde allí junto a otros espacios de construcción fundamentalmente el trabajo de tejer redes, y trabajar siempre en relación con las otras instituciones en el barrio: la salita, la escuela, con las iglesias, con los pequeños comerciantes, hay una red muy grande; en pandemia fue muy claro cómo funcionó y cuán necesaria, ahí donde lo que faltaba era el Estado básicamente.

Ahí nuestro objetivo principal no es el parche, que resuelva lo que el Estado nos resuelve, si no poder visibilizar cuáles son las realidades que se viven por fuera del casco, en los lugares más postergados, pero también en los lugares donde se trabaja como son los trabajos de la economía informal. El IFE puso de manifiesto también que aquello que pensaron que iban a ser tres millones de personas terminaron siendo más de once y ahí estaban muchos de nuestros compañeros y compañeras, vecinos que a diario viven de de esa changa. Nuestro objetivo es que haya un trabajo digno, trabajo para hacer en cada uno de los barrios hay muchísimos: se necesitan veredas, cloacas, que lleguen los servicios básicos, más seguridad para que te puedas ir a tomar un micro y tengas la luz en la garita y no tengas que estar dependiendo de si puedes pagarte un remis. Esas cuestiones que nos parecen básicas porque son derechos y servicios que es donde debería poner el ojo el Estado municipal provincial y nacional un poco lo hacemos las organizaciones sociales en conjunto con los vecinos y las otras instituciones que funcionan. Lo que queremos es visibilizarlo, reclamos    pero además tenemos propuestas de cómo resolverlo, lo que falta es que haya una decisión firme y prioridades que contemplen estas situaciones y no solamente los negocios con las especulaciones o los negocios inmobiliarios como sucede nuestra ciudad o con los grandes empresarios donde se benefician muy poquitos y la ciudad sigue creciendo, desbordadamente, sin ninguna planificación y con un montón de personas que quedan por fuera de este sistema.

Desplegamos en distintas áreas o ejes porque la problemática de la violencia de género nos atraviesa muy fuerte en los sectores populares, y atraviesa toda la ciudad y ahí no discrimina clases social. Ahí hacemos un trabajo muy importante de acompañamiento, de denuncia y de reclamar con propuestas como lo hacemos a través del Parlamento de mujeres en el Concejo deliberante. No nos quedamos en el reclamo, sino que tenemos la experiencia de transitar esa realidad todos los días y saber que si lo resolvemos sin ningún recurso y sin presencia del Estado ¿cómo no lo va a poder resolver el Estado?

P.N: Y Cuál es tu actividad, y tu trabajo profesional?

M.L: Soy de la ciudad de Murphy, Santa Fé. Soy diseñadora, egresada de la Facultad de Bellas Artes de nuestra universidad pública. Ejerzo la docencia en un nivel primario y desde que vine a esta ciudad prácticamente empecé a organizarme y hasta hoy estoy en el mismo lugar porque creo que hay cosas por lo que vamos a luchar siempre. Tenemos el anhelo y la convicción de que la única manera es la organización. He pasado por distintas áreas de la organización y hoy estoy en la dirección del movimiento territorial Barrios de Pie y soy parte de la dirección de Libres del Sur, nuestro partido y herramienta para mostrarle a la gente que no solamente hacemos bien las cosas en los lugares donde hay necesidades, sino que esta experiencia la podemos llevar a los lugares de representación.

G.J: Yo soy empleado de del estado, accedí en un cargo por concurso hace 21 años, como abogado, también tengo un estudio jurídico. Naturalmente la profesión me ha permitido llegar a muchísima gente que requiere muchas veces los servicios de un abogado y tenemos un equipo recorremos los    distintos barrios de la ciudad para poder brindar en un asesoramiento gratuito a toda la gente y que realmente muchas veces se necesita. Utilizamos la profesional nuestra también como vocación teniendo en cuenta que quizás me ha ligado a esta profesión el venir de un barrio muy vulnerable que es el barrio de La Granja en la localidad de San Carlos.

Y por otro lado la construcción nuestra que venimos a desarrollando con nuestro partido vecinal, que es desde afuera hacia adentro, que lo hemos formado producto de que hay muchos vecinos de    La Plata que no han tenido la posibilidad de ser parte de los partidos tradicionales y que encontraron en la alternativa vecinal un lugar donde pueden desarrollar sus aptitudes y poner ganas de trabajar. Hay muchos vecinos que quieren ser protagonistas, que están comprometidos en el querer solucionar problemas, pero lamentablemente hay estructuras políticas que muchas veces lo único que le interesa es la vocación de poder, desde llegar a un cargo por el cargo mismo. Tenemos un desarrollo territorial en donde estamos permanentemente en contacto con el vecino. Lo que tenemos es vocación de solucionar los problemas, teniendo en cuenta que muchas veces nos exceden, porque no tenemos las herramientas, porque no somos parte del Estado, lo que sí queremos es llegar al Estado como como un instrumento para transformar la realidad de la gente, pero nos une compromiso. Ahora lo que queremos es convocar a la ciudadanía para que participe, para que se integre a nuestros espacios, pero para que de una vez por todas se pueda transformar esta realidad, con los vecinos y las vecinas adentro del sistema y no afuera.

M.L: Una cosa muy en común que tenemos, es que creemos que las estructuras tradicionales y la vieja política van a ir cambiando en tanto nos organicemos y participaremos, este es el juego que se propone, este sistema democrático es en el que estamos, no ponemos las reglas nosotros, pero lo defendemos porque sabemos la historia de nuestro país, y en ese sistema queremos jugar, para decir que venimos de otras experiencias y la política tiene que volver a hacer una herramienta que no lastime a la gente que no le dé bronca a la gente, sino que es una herramienta que invite a participar, que invite a hacernos pensar que las decisiones que se toman ahí son responsabilidad de todos. Que votar no es un acto obligatorio nada más, sino que hay una decisión colectiva que tiene mucho para decir y que bueno las herramientas que están ahí a disposición tienen que transformarse, pero se van a transformar en tanto que podamos ser nosotros quienes las tomemos y seamos protagonistas para poder demostrar que las cosas pueden ser distintas.

Comentarios

- Advertisement -