“Garro ha bajado la persiana hacia los barrios”

Así lo graficó el primer precandidato a concejal por el Frente de Todos Luis Arias. Participó del ciclo de Entrevistas en Piso en la redacción de Pulso Noticias y resaltó los temas que considera más importantes para llevar a una posible banca legislativa. También destacó la elaboración de un Plan Integral para la ciudad de cara al 2023

El exjuez Luis Arias encabeza la lista para concejales dentro del Frente de Todos y habló de su precandidatura en el ciclo de Entrevistas en Piso que comenzó a realizarse en la nueva redacción de Pulso Noticias.

Luego de expresar algunas críticas a la coalición por no tener suficiente apertura política, logró instalarse como primero en la lista hacia el Concejo Deliberante, con lo que tiene muchas posibilidades de sentarse en una banca durante los próximos cuatro años. En la charla con Pulso expresó la importancia de tener un Plan Integral para la ciudad, que genere empleo digno y producción, pero destacó el desarrollo de políticas articuladas con el gobierno bonaerense y el gobierno nacional.

– Pulso Noticias (P.N.): ¿Cuáles son los tres temas que te parecen prioritarios en la agenda de políticas públicas post-pandemia para la ciudad?

Luis Arias (L.A.): Nosotros nos vamos a concentrar fundamentalmente en el futuro, qué va a pasar después de la de la pandemia, cómo vamos a generar condiciones de trabajo, producción y empleo digno y justo. Particularmente en la ciudad de La Plata queremos construir un plan estratégico que no se vincule solamente a las cuestiones que sean competencias de municipios, sino también a los servicios públicos, fundamentalmente en materia eléctrica y de agua potable, para que llegue a todos los barrios. Queremos construir un plan que tenga que ver con nuestro corredor productivo, el cinturón flori-fruti-hortícola que es tan importante para la región, tratar de darle valor agregado a toda esa producción, el trabajo en la economía popular de las cooperativas y de la pequeña mediana empresa que da 90% de trabajo a la gente. En fin, tratamos de tener un esquema, una ciudad diferente, integrada, una ciudad justa; y vamos a elaborar una propuesta en estos dos años de cara al 2023 para mostrar que podemos tener una ciudad diferente, poder sacarla del estancamiento, de la mediocridad que actualmente tiene, con una falta de infraestructura enorme en todos los ámbitos del transporte, las comunicaciones, lo productivo y demostrar que podemos mejorar las condiciones de vida de la gente.

– P.N ¿Qué cambió en el marco del Frente de Todos para que estés acá como primer precandidato en el espacio?

L.A.: Yo creo que hubo una apertura, una toma de conciencia de que era necesario ampliar la participación política en las listas, con la necesidad de concentrarnos fundamentalmente en las problemáticas de la ciudad, tan acuciantes que vive hoy la gente, el pueblo. Y esa toma de conciencia generó una apertura importante, una necesidad de unidad que nosotros veníamos proponiendo a veces a gritos, pero creo que se hizo un esfuerzo importante y yo valoro ese esfuerzo. Incluso fue difícil construir la unidad, hubo sectores que debieron tener una posición más desinteresada en cuanto a la presencia en las listas, y eso yo lo valoro muchísimo, para que esta unidad haya sido posible.

Lógicamente no siempre se puede conformar a todos. En este caso hubo un sector que no estuvo conforme, el de Guillermo Escudero, que decidieron formar su propia su propia lista para las PASO, lo cual yo creo que es absolutamente legítimo, estamos acostumbrados dentro de los partidos a esta forma de democracia interna que se ha gestado incluso durante el gobierno de Kirchnerismo, creo que tenemos una dinámica, un ejercicio en cuanto a esta modalidad de renovación o de dirimir las diferencias dentro, no solo del Frente de Todos sino de cualquier espacio político, me parece válido, me parece que es un camino que no uno no tiene que renegar ni descartar. La construcción política de unidad se puede hacer de diferentes maneras, estoy seguro que después de las PASO vamos a estar construyendo en el mismo espacio trabajando todos unidos para lograr el triunfo de del Frente dentro de la ciudad.

Exif_JPEG_420

P.N: ¿Cuál es tu propuesta en esta precandidatura para temas específicos que haz trabajado desde la justicia, como la inundación, o el problema de la vivienda?

L.A: En primer lugar decirte que yo siempre he tratado de garantizar los derechos de todos los sectores de la población, como juez. Lo novedoso es que pocas veces el Poder Judicial garantizan los intereses de los sectores populares, cosa que nosotros lo hemos hecho al igual que cualquier otro derecho vulnerado de cualquier otro sector. Esto es importante porque a veces está la idea de que uno era un defensor de los derechos pero nosotros hemos garantizado por igual a todos los sectores.

Por supuesto que la la función Judicial que ejercí por más de 15 años pero también la experiencia anterior en el Estado me da una visión que está vinculada a la necesidad de transformarse prácticas, de modalidades políticas, en estos contextos desfavorables para los sectores más vulnerables. Quiero decir que hubo gobiernos como el actual de Julio Garro, pero no es el único a decir verdad, que han bajado la persiana hacia los barrios, se han concentrado en embellecer ciertas zonas del casco urbano, el ingreso a la ciudad, la bajada de la autopista, poniendo canteros o pintar los cordones de la plaza, pero la periferia está olvidada, es un problema de crecimiento de la periferia en base solamente a los emprendimientos privados como los barrios cerrados, por un lado, y por otro el problema de las tomas de tierra, lo cual habla de una falta de planificación y de control del territorio. La ciudad que tiene mayor cantidad de asentamientos, y esto se da por por una falta de control y planificación del territorio.

Hacen falta desarrollar políticas, que estamos seguros que se van a ir dando a medida que mejore la situación del Estado, políticas de viviendas favor de los sectores más postergados; creo que el Estado debe ser un desarrollador urbano, el propio Estado tiene que generar suelo urbano para los sectores populares. Con el dinero que se gana a partir de la subdivisión de la tierra, es enorme: podes comprar una hectárea rural a 30.000 o 40.000 dólares y luego obtenidos los permisos, la zonificación, lo subdividís y tenes a casi el doble cada terreno, sacas 44 terrenos, o sea, es un negocio fabuloso y yo creo que el Estado puede desarrollarlo e invertir todo ese dinero, que actualmente se va a unas pocas manos, en servicios públicos y vender lotes a bajo costo con servicios.

Actualmente los emprendimientos que se han hecho no han contemplado los servicios públicos y por eso tenemos graves problemas en los barrios, como en el servicio eléctrico, uno de los problemas fundamentales que tenemos en la periferia. Si bien no es competencia municipal, porque dependen de empresas concesionadas por la Provincia, creo que un intendente tiene que ponerse a la cabeza de los reclamos. Hay que exigir a la empresa que haga las inversiones en tendido eléctrico.

P.N.: ¿A qué te referís con la elaboración de un Plan Integral para la ciudad?

L.A: Un plan que abarque no solamente las cuestiones estrictamente de competencia municipal, sino que también involucran los servicios públicos, la administración del agua, el servicio de cloacas, saneamientos, pero también otras que se vinculan con nuestro corredor productivo: hoy nuestra circunvalación no es la avenida 31, sino la ruta 36 y ahí necesitamos obras muy importantes para poder sacar la producción de una manera adecuada, si ese es nuestro correo productivo. Y esto también excede la competencia del municipio, porque esa ruta provincial y consecuencia hay que articular acciones con la provincia de Buenos Aires. ¿Qué vamos a hacer con las vías férreas que cruzan la ciudad? ¿ Cómo conectamos la ciudad de norte a sur? Es necesario un diálogo en el Gobierno Nacional para ver cómo podemos llegar hacia el sur, tal vez hacer llegar la autopista, son cuestiones que tenemos que ahorrar regionalmente. También la disposición final de residuos sólidos urbanos, la separación en origen, qué tratamiento le vamos a dar a nuestros residuos, la basura electrónica. En ese sentido el desarrollo de cooperativas que puedan generar trabajo. Hay muchísimo por hacer. ¿Qué plan tenemos para el aeropuerto y para el puerto? Con un plan integral para nuestra ciudad nosotros podemos salir a defender esas propuestas frente al gobierno nacional o provincial, las empresas de servicios, pero tenemos que tener un plan para la ciudad, que hace muchos años que está estancada, que no tiene otros obras de infraestructura importante, el crecimiento en infraestructura no ha acompañado el crecimiento demográfico y productivo, entonces hay que generar respuestas frente a estas problemáticas. Y eso se logra con un plan. Nuestros esfuerzos van a tratar de consensuar todos los sectores: empresarios, de la producción rural, la Universidad.

Exif_JPEG_420

P.N: ¿Cuál es tu opinión respecto a la venta ambulante y el Código de Ordenamiento Urbano?

L.A.: La venta ambulante es una característica cultural de todos nuestros pueblos de América, cualquier ciudad grande tiene ferias y gran cantidad de venta ambulante, y a medida que en nuestras regiones aumenta la migración, también lo hace la venta ambulante, es una modalidad que está muy arraigada en pueblos de América. Me parece que más que prohibirlo hay que ordenarlo, tratar de establecer zonas, ferias, lugares donde no altere el servicio público o el tráfico. A mí particularmente me gustan mucho esa modalidad de comercialización en ferias. También hay especulaciones de otro tipo y un problema tributario que afecta al comerciante, que se quejan de que tienen que pagar su tributo, mientras estos otros sectores no lo hacen, entonces bueno también hay que regular qué producto comercializar: no es lo mismo vender electrodomésticos en la calle de dudosa procedencia que vender ropa usada.

El Código de Convivencia tiene un sesgo represivo, es una convivencia impuesta a los palos, lo que necesitamos son formas de resolución de conflictos de orden local, a través de órganos específicos que se encargan de esa situación. No es lo mismo el volumen fuerte en una casa que están festejando que en un boliche que está haciendo un negocio. Son situaciones diferentes pero dentro del ámbito municipal deben ser resueltas tratando de no acudir a la cuestión represiva sino a través de una forma alternativa de resolución de conflictos como paso previo.

P.N: Cuál es tu opinión respecto a la gestión sanitaria en la pandemia del municipio a cargo de Julio Garro?

L.A.: Evidentemente cumplió una función sumamente deficitaria, desde todo punto de vista. Hubo una subejecución de partidas en el ámbito de la salud, y eso tuvo su correlato, en el mes de abril Garro nos colocó tristemente en la cúspide de contagios dentro de toda Argentina; prácticamente hizo colapsar el sistema sanitario, si no fuera por los esfuerzos de la provincia verdaderamente hubiera sido un desastre y no hubiéramos tenido camas en la ciudad de La Plata.

Esto fue por el descuido, pero además tenemos diversos problemas en la atención primaria de la salud, que tiene un esquema totalmente rígido que no va a la búsqueda de los vecinos. Creo que no ha estado a la altura de las circunstancias, si no hubiera sido por las organizaciones sociales, por los comités de crisis, hubiera sido un desastre entonces en todo sentido, en cuestión humanitaria digo, la gente no hubiera tenido qué comer.

Comentarios

- Advertisement -