“Falta gestión en los barrios de la periferia de la ciudad”

Así lo afirmó Cintia Mansilla, precandidata a concejala por el Frente de Todos, al participar del ciclo Entrevistas en Piso en la nueva redacción de Pulso Noticias. Se refirió a las prioridades en la agenda de políticas públicas post-pandemia, a los temas que le interesa llevar al Concejo Deliberante y también a las diferencias entre las listas que van a internas dentro del peronismo

La segunda precandidata a concejala por el Frente de Todos (FdT) en la lista que encabeza Luis Arias, Cintia Mansilla, participó del ciclo Entrevistas en Piso, que comenzó a realizarse en la nueva redacción de Pulso Noticias.

En ese marco, se refirió a la experiencia política que planea aportar en el Concejo Deliberante en caso de ser electa; también enumeró los temas pretende abordar en el cuerpo legislativo; analizó las diferencias entre las dos listas internas que compiten a nivel local en el FdT; opinó sobre la situación económica y las políticas a tener en cuenta para la post-pandemia; y se refirió también al polémico proyecto de Código de Convivencia que impulsa la gestión de Julio Garro. A continuación, la entrevista completa:

– Pulso Noticias (P.N.): ¿Cuáles son los tres temas que te parecen prioritarios en la agenda de políticas públicas post-pandemia para la ciudad?

Cintia Mansilla (C.M.): En principio me parece central plantear para la post-pandemia en la ciudad de La Plata lo que tiene que ver con el trabajo, la salud y la educación. La gestión municipal hizo agua en estos tres puntos y creemos que el factor fundamental una vez pasada la pandemia hay que focalizarlo en la salud, la educación y el trabajo.

– P.N.: ¿Qué experiencia política venís a aportar vos en la lista del Frente de Todos?

C.M.: Yo empecé a militar muy joven, más que nada en lo social, en lo barrial. En el año 2002, en plena crisis, después de la crisis del 2001, y después de eso trabajé muchísimo en la organización estudiantil universitaria. Construí algunos movimientos dentro de la Universidad Nacional de La Plata, y hoy soy referente de una organización que engloba no solamente a estudiantes universitarios sino también a compañeros y compañeras que trabajan en lo social en La Plata.

Creemos que las organizaciones sociales que tienen una perspectiva de lo que sucede en el territorio y lo que sucede en la periferia de la ciudad de La Plata, tienen que tener una expresión en el Concejo Deliberante.

Pensamos que el aporte que podemos hacer tiene que ver con eso, ponerle voz a las necesidades que están y que conocemos en el territorio, en cada uno de los barrios de la ciudad.

– P.N.: ¿Qué temas te interesaría trabajar en el Concejo Deliberante?

C.M.: Son varios temas. Pero uno de los centrales es la falta de gestión que encontramos en los barrios de la periferia de la ciudad. Desde el bloque del Frente de Todos se trabajó muchísimo pero creemos que hay que fortalecer esa mirada. Vemos que hay un crecimiento enorme de la ciudad de La Plata, que no hay una planificación estatal sobre eso y no está el Estado presente en darle soluciones, ya sea al tema de la infraestructura que se necesita en el territorio pero también en la extensión que se está haciendo, con nuevas poblaciones que se van abriendo y que ahí no hay un interés de gestionar y de fortalecer de qué forma se resuelven los problemas.

El otro punto tiene que ver con lo educativo. Hay una falta de política muy grande con respecto a lo que se hace desde la gestión del Estado en tanto infraestructuras de escuelas a nivel general. Vimos cómo en las últimas rendiciones de cuentas en el Concejo Deliberante la gestión de Garro hizo agua a la hora de expresar en qué se gastó la plata del fondo educativo, por ejemplo, un presupuesto que se sub-ejecutó.

Y otro tema fundamental tiene que ver con el fortalecimiento de los clubes de barrio. Venimos trabajando muchísimo con los clubes de los barrios y también del centro de la ciudad, y vemos que ahí hay que mucho que trazar y trabajar, en cómo hacemos para orientar políticas que sean dirigidas hacia los jóvenes en la ciudad.

– P.N.: Con respecto a la competencia en internas que hay dentro del Frente de Todos a nivel local, dos preguntas: ¿cuál es el mensaje para el electorado con respecto a por qué optar por la lista que integrás y cuál es la diferencia entre los dos armados?

C.M.: En principio, desde el Frente de Todos en la ciudad intentamos construir la unidad más grande posible. Venimos trabajando desde hace muchísimo tiempo. Nos encontramos en las últimas elecciones con una PASO gigante en el Frente de Todos, de la que hacemos un balance negativo con respecto a cómo terminamos resolviendo la situación de internas. Tomamos el ejemplo de lo que nos pasó y salimos a construir la unidad en términos generales.

De esas listas, la gran parte de los espacios políticos que fueron a las elecciones en 2019 y que después trabajamos en la elección general para la candidatura de Florencia (Saintout), hicimos un balance y sobre eso construimos la unidad. Claramente no llegó a todos, y nos quedó el espacio de (Guillermo) Escudero, reflejado por el bruerismo de la ciudad, por fuera.

Si me preguntás la diferencia, yo creo que la boleta nuestra, desde el primer candidato que es Luis Arias, hasta el último consejero escolar suplente, fue pensada en función de expresar esa heterogeneidad que tiene el Frente de Todos y que es necesaria, no solamente en estas elecciones intermedias si no fundamentalmente para la perspectiva de poder recuperar la ciudad en el 2023.

P.N.: Teniendo en cuenta que, crisis económica y pandemia de por medio, hay un importante segmento de la población que tal vez no encontró las respuestas que esperaba del Gobierno en términos de mejora de las condiciones de vida, ¿qué se le dice a estos sectores?

C.M.: En principio, escuchar. Creo que en estas elecciones es necesario que los candidatos y las candidatas estemos escuchando a los vecinos, a las vecinas, a los compañeros, a las compañeras, a la gente, en términos generales, porque venimos de momentos difíciles. La verdad es que la pandemia nos dejó en una crisis mundial no solamente a Argentina si no en términos generales, que profundizó el malestar económico que ya teníamos y que ya se venía viendo con el gobierno de Mauricio Macri, esos cuatro años que fueron como una primer pandemia para la Argentina.

La verdad es que lo que le decimos a las personas que plantean esta situación es que apuesten al futuro. Que apostemos a poder transformar. Que dentro de las políticas que se hicieron en el Gobierno de Alberto Fernández, de Cristina (Fernández), de Axel (Kicillof) en la Provincia, se encontró el eje fundamental puesto en sostener y valorar la vida, y en segundo lugar en poder ir solucionando los problemas estructurales, que son fuertes y no los vamos a poder resolver en tan poco tiempo. Y que con la pandemia se frenó.

Creo que se está viendo, o por lo menos me da la sensación, una reactivación económica en este último tiempo, con una apertura un poco más con respecto al aislamiento. Y creo que eso va a traer un poco más de felicidad, o de sentirse un poco más realizados en términos generales, porque el hecho de que se apueste a la construcción, el plan de viviendas que se lanzó a nivel nacional, es para reactivar la economía. Ahí tenés materiales que se construyen, se realizan y se producen en Argentina, el cemento, los ladrillos, no son cosas que vienen de afuera, apostamos a que eso suceda.

– P.N.: Por otro lado, te pregunto por el proyecto de Código de Convivencia que impulsa la gestión de Julio Garro y que está avanzando en la Comisión de Seguridad del Concejo Deliberante. ¿Qué opinión tenés al respecto?

C.M.: El proyecto de Código Contravencional que plantean desde el espacio de Julio Garro es lo mismo que ellos plantean en términos ideológicos. Es un Código de Convivencia que lo que hace es restringir la actividad para todas aquellas personas que creen que quedan mal que se vean en el casco urbano. En ese sentido tenemos una valoración desde el bloque de concejales que hoy está en el Concejo Deliberante: no estamos de acuerdo con ese código, no lo vamos a votar.

Se está construyendo un contraproyecto para presentar y para poder discutir. Creemos que no se puede discutir un Código de Convivencia solamente desde el Estado Municipal, sin que estén los sectores a los que toca ese código. Me refiero a la gente que hace venta ambulante, a las trabajadoras sexuales en la ciudad, a la gente que trabaja con el reciclado de basura. Hay muchas cosas ahí que entran en contradicción con la actividad que hace una persona para desarrollarse, ya sea la venta de algún producto que produce o la venta ambulante en la ciudad, que vemos que creció muchísimo, entonces la respuesta del Estado no puede ser restringir el desarrollo de la actividad, si no poder buscar una solución.

Comentarios

- Advertisement -